¿Perú financiando al FMI?

En el marco de la reciente cumbre de la APEC, las máximas autoridades nacionales se reunieron con la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Según los trascendidos, la citada funcionaria solicitó que el Perú colabore en la creación de un fondo de apoyo a los países más pobres que son miembros de ese organismo internacional.

| 15 setiembre 2012 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1344

Un primer tema que no debe olvidarse con relación a esta solicitud son las funciones del FMI. No se trata de un organismo que promueva directamente el desarrollo humano sostenible como el PNUD de las Naciones Unidas o hasta el Banco Mundial. Este es un organismo especializado orientado a la cooperación y consulta en cuestiones monetarias internacionales, facilita la expansión del comercio internacional, fomenta la estabilidad cambiaria, coadyuva a establecer un sistema multilateral de pagos, y proporciona recursos crediticios para que los diferentes países corrijan los desequilibrios en sus balanzas de pagos. Si bien estos objetivos instrumentales lucen aceptables, los problemas se suscitan cuando el FMI asume a lo largo de tiempo una perspectiva en que los problemas macro se originan por un mal manejo monetario, asumiendo una perspectiva neoliberal, en particular asociada al enfoque monetario de la balanza de pagos y a una concepción en que el libre mercado lo resuelve prácticamente todo. Las medidas que proponen por el lado de la oferta (liberalización de mercados, desregulación de salarios, entre otras) son ejemplos de esta visión.

El FMI ya tiene varios programas de apoyo a la balanza de pagos de los países más pobres. Lo que quieren en realidad son más recursos para elevar su capacidad de financiamiento. Asimismo, como ellos mismos lo señalan, este medio les permite condicionar el conjunto general de políticas de cada país a su perspectiva económica. Ahora el FMI es también enemigo de que los países acumulen y administren muchas reservas internacionales, ya que esto les otorga la posibilidad de un manejo cambiario autónomo y el uso estratégico de las mismas. En su perspectiva limitada, con estas reservas abundantes orientadas a los mercados internacionales se debilitó la disciplina del mercado.

El Perú no debe ampliar los aportes o depósitos al FMI y en cambio debe administrar soberanamente sus reservas internacionales. El FMI no pudo anticipar la reciente crisis internacional, ni ayudar a resolverla. Es una institución que requiere una reingeniería profunda. De nuestra parte, todos los parámetros técnicos señalan que poco menos de la mitad de nuestras reservas internacionales podría destinarse a la constitución de un fondo soberano, como hacen la mayor parte de economías emergentes del mundo. No es un tema remoto para el BCRP, si es que el Congreso de la República designa directores con una visión económica más plural, frente a la perspectiva estrecha de su actual mayoría.

Loading...


En este artículo:


...

Germán Alarco Tosoni

Opinión

Profesor Universidad del Pacífico