¿Perú come Mundo?

En la caja boba (TV) se está transmitiendo un ruidoso spot, donde a propósito del potencial de la cocina peruana, se nos lleva a pensar que vamos a dominar al mundo. El participante central de este anuncio es Gastón Acurio y su auspiciador un fabricante de cerveza. No es la primera vez que se presenta este tipo de comerciales, ya que el principal banco local emitió otros: “¿el Perú tiene ganas?”, donde no quedaba claro cuál es el servicio a vender, ya que al parecer se trataba de transmitir que el rumbo del país (vgr. el económico) es el correcto y hay que mantenerlo. Todos estos anuncios parecen propaganda subliminal que reflejaría la continuidad de una campaña ideológica. Estos contrastan mucho con aquel, donde nuestro maestro de la cocina, buscaba el mejor cebiche que permita los mayores pagos a todos los que participan directa e indirectamente en su producción y que aporten al desarrollo sostenible.

| 05 octubre 2012 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1243

A partir de J.M. Keynes las expectativas comienzan a jugar un rol central para determinar el nivel de actividad económica: a través del consumo privado, la preferencia por liquidez y en las decisiones de inversión. Al respecto, es razonable tratar de apoyar la formación y mantenimiento de expectativas positivas, pero llama la atención que esto se haga a través de la TV, para grandes segmentos de la población que precisamente pueden ser importantes para el consumo privado, pero no lo son tanto para la demanda de dinero y las decisiones de inversión. Por otra parte, estas campañas parecen excesivas y distantes de la realidad de un país que es extremadamente desigual, subdesarrollado y que tiene una pequeña participación en el comercio y producto mundial.

La información del Banco Mundial y de la Organización Mundial del Comercio puede ser útil para que aterricemos en la realidad. Es cierto que muchos indicadores económicos han mejorado en las últimas décadas, pero también hay otros donde esto no ocurre. En 2011 solo somos equivalentes al 0.25% del PBI y del comercio mundial. Esto es, el país tiene el 1/400 del tamaño económico del mundo. Sin embargo, tampoco esta es nuestra mejor posición histórica, ya que en 1966 tuvimos el 0.28% del producto mundial y en 1966 el 0.38% del comercio. Las exportaciones mineras peruanas en 2011 son apenas el 2.14% de las exportaciones mineras mundiales, el sector agroexportador tiene el 0.47%, las manufacturas el 0.04%, los textiles el 0.13%, los servicios el 0.11% y nuestras confecciones el 0.37% del mundo.

Es bueno ser optimista, pero tampoco hay que exagerar. Nos falta mucho para ser simultáneamente competitivos y desarrollados a nivel mundial. Nuestro producto per cápita, aún en dólares de paridad de poder adquisitivo, es la cuarta parte de los mejores estándares internacionales. No hemos comentado aquí otras variables, como la relativa a que el 20% de la población más pobre vive como si estuviera en África Central.

Loading...



...

Germán Alarco Tosoni

Opinión

Profesor Universidad del Pacífico