Participar responsablemente

Es un deber de todos los ciudadanos que creemos en la necesidad de transformar estructuralmente (cambio de 180°) el transporte urbano masivo de pasajeros. Este tema no solo es exclusivo de la autoridad de turno encargada de sentar las bases para el nuevo pacto, también existen otros actores que hoy pasan desapercibidos y creo que también deben convertirse en protagonistas, para que se logre efectivizar el gran cambio, objetivo.

| 13 julio 2011 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.7k Lecturas
1761

que por demás está decirlo, añorado por todos los peruanos responsables y solidarios con el quehacer cotidiano de nuestra patria, referente específicamente a la forma segura y digna de locomoción de nuestros ciudadanos que se constituye en parte importante de estos quehaceres. PRIMERO: Los proveedores de tecnología (representantes en el mercado de peruano de las diferentes marcas de ómnibus), no solo deben ser legítimos vendedores de mercancías (en este caso de ómnibus) con la natural carga de ansiedad que tiene todo vendedor, en este caso, solo está bastando que el postor califique al crédito bancario para abastecerlo de las unidades. Aquí me detengo por un instante, todos sin excepción y más los gerentes de estas empresas proveedoras, saben sobre la informalidad y la pseudo constitución de la gran mayoría de las empresas de transporte urbano, las serias deficiencias en la estructura de la propiedad y sobre todo en las formas prehistóricas e injustas en su relación laboral con choferes y cobradores que han llevado al más absoluto fracaso a la movilidad urbana en Lima y principales ciudades de la patria y que nadie debe promover si es que no se verifican cambios ESTRUCTURALES en los aspectos antes mencionados. SEGUNDO: El sistema financiero también debe participar responsable y solidariamente en este aspecto, que no les baste con el cumplimiento de garantías sobre el crédito, sobre todo a sabiendas que es para el servicio público del transporte urbano, deben ser más profesionales y solidarios asumiendo que están en juego otros factores, tanto o más importantes, como la seguridad de las personas y las condiciones del servicio para que se transformen en formas dignas de trabajo e interacción de todos los actores de esta actividad, pasajeros, choferes y cobradores. Hasta mañana.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...

Federico Battifora

Rompemuelle