Para que no nos vuelvan a madrugar ¿Qué es un consorcio?

Un consorcio es una asociación económica en la que una serie de empresas buscan desarrollar una actividad conjunta mediante la creación de una nueva sociedad. Un consorcio es un acuerdo entre varias empresas cuyo objetivo principal es desarrollar una actividad económica que va a resultar en rendimientos para todas y cada una de ellas. Un caso muy común de consorcio se presenta en las grandes obras de construcción de infraestructura vial, en las cuales se asocian varias empresas (sin llegar a fusionarse) que se especializan o tienen fortalezas en diferentes campos, unas en topografía, otras en geología, otras porque tienen la maquinaria pesada, otras debido a la calidad de sus ingenieros civiles, etc.

| 25 agosto 2011 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
1471

Los consorcios suponen ventajas como: aumentan y complementan la oferta de las empresas individuales, los costos y gastos son compartidos y por lo tanto más asequibles, hacen más fácil la consecución de recursos financieros.

Ahora veamos algunas experiencias en nuestro sector, encontramos solo una, el caso del COSAC I o el llamado Metropolitano, se conformaron ocho consorcios integrados por Empresas de Transporte Urbano de Lima, para participar en la licitación de ese corredor, logrando obtener la buena pro cuatro consorcios, pero el concepto de consorcio cuyo objetivo principal de obtener rentabilidad para todas y cada una de las empresas no se dio, casualmente por el desconocimiento o el temor de sus integrantes de aportar el capital social requerido para este acto, simplemente no aportaron casi nada, poniendo en apuros a sus directores que se vieron obligados a conseguir un socio técnico estratégico extranjero, que de conformidad a las bases de la licitación estos socios podían participar en la sociedad hasta en un 40%.

Soy testigo del enorme esfuerzo que realizaron los cabeza de consorcio, para convencer a los representantes legales o a los Directorios de las empresas integrantes, para que aporten el capital que le correspondía, simplemente no entendieron o no tenían el manejo empresarial, siempre aducían que debían de consultar con sus accionistas y así pasaba el tiempo y no lograron reunir el capital social, a excepción de solo un consorcio que sí mantiene su 60% de participación en la sociedad, el resto prácticamente se vio obligado a ceder casi el 100% de sus acciones al socio extranjero, de manera que en la realidad las empresas que participaron en los consorcios solo fueron meros espectadores sin derecho a nada simplemente porque no aportaron nada.

Ahora se presenta un escenario parecido, con la implementación del COSAC II y los cuatro corredores complementarios y sus alimentadoras, cometeremos el mismo error de no creer que los cambios ya se dieron, que para participar en la licitación de un corredor imperativamente será mediante un consorcio, ¿habremos aprendido la lección, confiaremos en las personas que sean elegidas para dirigir un consorcio?, en fin lo dejo como tarea.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
0.955316066742