Para autoridades inteligentes

La Supervisión Inteligente del Tránsito son procedimientos para controlar el tránsito en la vía pública, auxiliados por herramientas tecnológicas de última generación que bien utilizadas sirven para transformar conductas en la conducción de vehículos automotores y de la movilidad de los peatones en la vía de todos, para mitigar los riesgos de ocurrencias de accidentes de tránsito severos.

| 21 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 618 Lecturas
618

Pero valga la aclaración también que el uso de estas herramientas hay que aplicarlas correctamente y por auténticos expertos en la materia. Nunca hay que perder de vista cual es el objetivo de su utilización. En el entorno urbano, es una de las aplicaciones más difundidas en países más avanzados en el desarrollo de políticas viales más humanas, fundamentalmente para reducir el riesgo vial y sus consecuencias asociadas, para lo cual, se colocan equipos que detectan el exceso de la velocidad, establecida para cada tramo de los vehículos motorizados, también, cuando estos cruzan intersecciones indebidamente o bloquean la misma, o cruzan una intersección en plena luz roja. Obviamente, estos sistemas en un primer momento generan principalmente rechazo de los conductores, mientras que los peatones y ciclistas aplauden, ya que estos colectivos humanos sienten que estos aparatos se convierten en una suerte de aliados o escudos para su protección en la vía pública. Para evitar el rechazo inicial a esta tecnología preventiva de avanzada, debemos tener en cuenta lo siguiente: 1) El establecimiento de los límites de la velocidad máxima deben guardar relación directa con la prevención en seguridad vial o lo que técnicamente se denomina velocidad segura, que significa la velocidad que debe circular un vehículo independientemente de lo que manda la norma genérica para una avenida, calle o vía expresa, fundamentalmente su entorno específico indicará la velocidad máxima segura para el tramo en cuestión. 2) De la misma forma, establecer límites por debajo de una velocidad segura o razonable, generará descrédito al sistema y por consecuencia a la autoridad. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle