Papi, ya deja la telenovela

Heriberto es un padre tan extraño que cuando llega a su casa lo primero que hace es encender la televisión para ver una de esas telenovelas mexicanas cuyo argumento es igual a todas las telenovelas mexicanas.

| 10 marzo 2012 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 924 Lecturas
924

Pero este padre de familia las considera originales y en su casa no hace otra cosa que ver la televisión en el Canal 12 de Cable Mágico que todo el día repite y repite la misma telenovela mexicana que Heriberto ha visto siempre. A veces, inclusive toma notas de los desenlaces para compararlos con los otros desenlaces de la telenovela que verá más adelante. Es tan fanático de este tipo de producciones que inclusive sus hijas adolescentes creen que tiene un serio problema porque ni a su abuelita que vive en casa le atrae tanto las telenovelas, que su padre las ve inclusive sin distraerse ni siquiera para comer o contestar el teléfono. Su esposa veía con él las telenovelas, pero ella se aburre con una o dos seguidas. Pero Heriberto puede ver esas telenovelas hasta cinco horas seguidas hasta dormirse y cuando despierta las sigue viendo con un interés inusitado que solo puede verse en algunos niños obsesos. Sus hijas le han dicho en todos los tonos posibles que es malo que vea tantas horas seguidas esas historias de amor repetidas y que sería bueno que al menos saliera a correr para bajar un poco su panza de rata. Pero él no hace caso y sigue en lo mismo como si estaría embrujado por las historias de amor que hacen llorar a las amas de casa en sus ratos libres. Cierto día, Heriberto fue corriendo y abrazó llorando desesperado a la mayor de sus hijas, quien se asustó con la reacción de su padre y le dijo: “Qué pasa, papi, qué pasa, dime qué pasa”. “Es que murió la hija bonita y buena gente de Rosaura de los Campos con Juan Antonio de los Ríos en un accidente de tránsito que provocó la amante de Juan Antonio, que odiaba a la niña porque se parecía a Rosaura de los Campos, y toda la familia está llorando sin remedio”. “¿De qué hablas, papi?”, preguntó la hija y él le respondió: “Preguntas eso, porque no ves la telenovela conmigo”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com