¿Pan para mayo?

Nos estamos desangrando; cuando nuestros soldados y policías caen emboscados en el Vrae, sin armamento ni equipo adecuado, sin el necesario apoyo logístico, con chalecos blindados que nada protegen, con helicópteros insuficientes y en muchos casos carentes de blindaje; sin sistemas modernos de inteligencia electrónica. Sin sueldos ni prestaciones dignas, ni seguridad para las familias de los caídos.

| 12 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.5k Lecturas
1552

Nos estamos desangrando también en las calles y en las carreteras del Perú, por el caos del transporte que da lugar a frecuentes accidentes que suman decenas de muertos cada mes; por la delincuencia y otras formas de violencia callejera.

Y nuestra gente sin recursos se muere de a pocos, de hambre, enfermedades y sin protección; y está sumida en el desempleo y el subempleo, por falta de educación y capacitación adecuadas.

Todo ello ocurre sin que se disponga del dinero necesario para mejorar el equipamiento y las condiciones de vida de los combatientes del Vrae; ni para mejorar la seguridad ciudadana y la calidad de nuestras vías de comunicación, ni para aumentar los menguados presupuestos destinados a la salud y la educación.

Cuando se reclama dinero para atender temas tan sensibles como los nombrados, cierta tecnocracia de limitada sensibilidad se encoge de hombros y dice que no hay recursos, que el Estado no puede gastar más allá de ciertos límites y que las reservas del país, unos 46 mil millones de dólares, deben guardarse para “blindarnos” de la crisis externa, cuando no hay mejor blindaje que un país seguro, que cuida a su gente y que, además, usa sus recursos a plenitud para el desarrollo económico y para difundir intensa y adecuadamente sus avances y sus logros, para que el pueblo esté informado y motivado.

Aunque en otro contexto, al llamar a los empresarios surcoreanos a invertir en el Perú, el Presidente de la República ha dicho una profunda verdad: “No podemos quedarnos sentados sobre el dinero cuando existe la necesidad de llevar salud y educación. Somos un país que busca fortalecerse y no solamente engordar”.

Y es que quienes manejan la economía suelen alegar que es mejor guardar el dinero que invertirlo en el país, porque “hay que guardar pan para mayo”.

Habría que preguntar para qué guardar pan para mayo, si no podemos esperar más, pues nos estamos, en muchos sentidos, desangrando.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...