Páez quería ridiculizarlos

Cuando vi la formación y estaba Waldir Sáenz, tuve la percepción que el técnico Páez trataba de castigar a sus jugadores. Parece un absurdo. Pero esa fue mi lectura. Sáenz no es titular nunca. No tiene estado físico para aguantar un encuentro y su técnica nunca fue buena. El era un tipo de habilidad, pero desde hace cuatro años atrás ya es un ex jugador.

Por Diario La Primera | 17 jul 2008 |    

Paéz no es loco para darle la titularidad. Lo que intentaba era ridiculizarlo. Porque el venezolano sabía que Waldir rendiría menos de lo que habitualmente hace. Es decir, sería un desastre.

Páez sabía que recién ayer, miércoles, Alianza debió de entrenar muy suave para reponerse de la juerga y la exigencia del partido en el Cusco. Cualquier preparador físico hubiese recomendado que los juergueros no actúen ante Cristal.

Pero Páez lo puso a toditos. Y los cambios fueron cantados. Lo sacó a Waldir y luego a Jayo. Quería que su propio público los repudie por jugar con sus sentimientos.

Y le faltaba un cambio. Era Ciurlizza o Montaño. Pero optó por el primero porque así castigaba a los dos.

El colombiano ya no corría en la segunda parte. No coordinaba. Estaba agotado, pero Páez no lo cambió porque lo estaba castigando. Quería que sufra. Que llegue al máximo de su condición física y que ya no pueda más.

Para que todos los hinchas que acudieron a Matute se den cuenta la clase de jugadores que son.

Páez no tenía ninguna duda que Cristal le ganaba ayer. Y ya no le interesó la remota posibilidad de quedar entre los siete. Apostó a dar una lección a estos jugadores.

Pero los hinchas íntimos no lo entiende asÑ Porque ellos no analizan. Sólo celebran o sufren. Y muchos no se dan cuenta que hace rato Universitario le está cediendo puntos a sus rivales. Porque con ello, perjudica a Alianza Lima. Y estoy seguro que Melgar con 11 juveniles también vencerá a los cremas.

Los blanquiazules deben terminar en el puesto 12 al término del torneo, a un solo punto de la temible zona de descenso. Porque no tengo ninguna duda que Minero en Huancayo los debe derrotar.

Así que esa idea de terminar aunque sea séptimo para “luchar” el campeonato nacional hoy debe ser reemplazada por la de pelear el torneo Clausura para no descender. Suena duro. Pero es la misma realidad con la que tuvo que bregar Cristal el año pasado.


    Ivlev Moscoso

    Ivlev Moscoso

    Opinión

    imoscoso@diariolaprimeraperu.com