Otro fracaso aprista: reconstrucción del sur chico

Mañana se conmemoran dos años de la tragedia que asoló el sur chico, desgracia que desnudó las mentiras y fracasos del continuismo económico y político liderado por Alan García. El desastre de la reconstrucción también demostró la ineficiencia del empresariado peruano para concretar una visión de desarrollo que vaya más allá del lucro, siendo el Forsur la prueba que para los empresarios, con algunas excepciones, los problemas nacionales no son importantes.

| 14 agosto 2009 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores |657 Lecturas
657

Es paradójico como Ica, Pisco, Chincha, Cañete y Castrovirreyna hayan desaparecido como argumentos en los discursos neoliberales para justificar el crecimiento económico con pleno empleo, siendo reemplazado ahora por las quejas contra la inacción de los gobiernos regionales y locales, ocultándose así la incapacidad para gobernar de la clase dominante, integrada por el gobierno aprista, el sector empresarial y los poderes fácticos.

Mientras el Ejecutivo se niega a informar con transparencia sobre el uso de las donaciones nacionales e internacionales y de las partidas que del erario público se han destinado para la reconstrucción, la población de dichas ciudades ha tenido que asumir con su esfuerzo el reto de construir un nuevo presente para los suyos, convirtiéndose el régimen aprista en un obstáculo para lograrlo.

La CGTP constantemente ha denunciado cómo la corrupción y las falencias de las autoridades han agravado la situación de los damnificados, sumándose a las demandas de nuestros hermanos trabajadores de la zona, quienes han perdido familiares y compañeros en el terremoto del 2007 y hasta hoy no reciben la ayuda prometida.

Por eso nos parece irónico que el premier, Javier Velásquez Quesquén, trate de justificar la incapacidad, ineficiencia e insensibilidad de su gobierno acusando del retraso de la reconstrucción a los trabajadores y la población. Pero así es el APRA, brinda impunidad a los corruptos pero es incapaz de resolver las necesidades urgentes de la ciudadanía.

Expresamos nuestra solidaridad con los hermanos y hermanas del sur, a quienes acompañaremos en las protestas que efectuarán para demandar a Alan García que invierta el dinero de las donaciones y el presupuesto asignado en una verdadera reconstrucción y que deje de mentirle al país.

Esperamos que el APRA no acuse a la movilización de los damnificados como un complot internacional o chavista y otras fantasías para ocultar su rotundo fracaso en la reconstrucción del sur chico.

Loading...



...
Mario Huamán Rivera

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista