Otra vez Andrés…..

Es inminente un nuevo intento en cuanto a normatividad para el tratamiento riguroso de la conducta del peatón en la vía pública.

Por Diario La Primera | 02 ago 2010 |    

En el año 2001 se intentó y no prosperó, por la inoperancia de la autoridad municipal. Recordemos que el peatón tiene derecho a transitar libremente en el espacio público en condiciones correctas y adecuadas para su salud física y psicológica. El peatón constituye también el elemento más desprotegido en la vía pública con respecto a los vehículos. Recordemos a la autoridad que el peatón tiene derecho a vivir en zonas urbanas o rurales que se organicen o reorganicen en función al ser humano y no en función al vehículo. Los niños, ancianos y discapacitados también forman parte del mundo de los peatones, por tanto, tienen derecho a que la ciudad donde viven y transitan constituya un lugar de socialización para no empeorar su situación de debilidad. Los peatones deben ser protegidos de la contaminación del aire y la contaminación sonora producida por el parque vehicular. Los peatones tienen derecho a que se limite la VELOCIDAD de los vehículos en avenidas, calles y cruces, de forma tal que los conductores que son los únicos que deciden la magnitud de la VELOCIDAD que se imprime al vehículo garanticen un tráfico más seguro de peatones y ciclistas. Doscientos muertos por atropellos a peatones en Lima de enero a junio del presente año. Las causas entre otras, la conducta temeraria del peatón en los cruces, la mitad por lo menos habían consumido alcohol en exceso, de cada 10 muertos 7 son peatones. Esto demuestra la absoluta falta de educación vial que también debe competirle al peatón, como parte integrante de la vía pública, pero como esto es de largo aliento, la Prevención en Seguridad Vial debe convertirse en la herramienta inmediata y cotidiana de la autoridad responsable para con su comunidad y capacitar a los peatones. Por último, como toda acción correcta en la vida, busquemos el equilibrio en las responsabilidades en la sanción a todos los que participan en forma incorrecta por la vía pública. Hasta mañana.

    Federico Battifora