Ollanta la conoce

El presidente Ollanta Humala acudió ayer por la tarde al entrenamiento de la Selección Peruana de Fútbol en la Villa Deportiva Nacional (Videna). Se puso la blanquirroja, trotó, hizo los estiramientos de rutina, y demostró que la conoce, que sabe qué es lo que debe hacerse con el balón.

| 05 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 833 Lecturas
833

El país jamás ha tenido un presidente tan involucrado con el fútbol como el nacionalista. El anterior, en vez de acudir a los entrenamientos a alentar a la selección, se reunía con sus amigotes para, digamos, picar algo de la remodelación del estadio.

Hace bien Ollanta Humala en vestirse de corto e ir a la cancha misma para darles a los jugadores, en nombre del Perú, el ánimo necesario para que empiecen este viernes con buen paso con el fin de clasificar al mundial Brasil 2014. “Tenemos que clasificar al mundial sí o sí”, dijo el mandatario en la Videna, junto al “Mago” Markarián.

Ollanta nos tiene acostumbrados ya con eso de que le gusta el deporte. Dicen que ahora trota en su casa porque no puede salir ya así nomás. Durante sus viajes aprovecha para correr. Lo hizo hace poco en el Parque Central de Nueva York.

“Hay que alentar a la selección con todo el cariño, pero sin violencia”, dijo Ollanta. Ojo, aquí está el mensaje. Amor a la camiseta, amor al fútbol, pero nada con la violencia.

El jovencito Ollanta no ha nacido en un óvalo, por eso, digamos, que sí tiene esquina. No ha sido un palomilla de ventana o pelotero de edificio. Él ha sido de aquellos que se emocionan cuando empieza la pichanga, o los que van con sus amigos a los parques y a las canchitas de barrio todos los fines de semana.

Es bueno tener un presidente así. Que puede sin problemas confundirse con la gente de una provincia remota o en la cancha entre los bravos de nuestra selección.

Seguramente algunos dirán que está copiando el estilo Evo. No importa. La cuestión es que Ollanta Humala sorprende de buena manera. No se sube al triunfo. Empuja desde abajo para una victoria.

“¡Arriba Perú!”, gritó ayer. Es un buen augurio. Ahora todo ya está en la cancha de los jugadores. Este viernes el regalo para todos será el triunfo de la selección peruana. Lo necesitamos con urgencia; y luego vamos por otro triunfo a Chile a bordo del avión presidencial. ¡Viva el Perú!


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com