No fue penal

“Si el arbitro hubiese dirigido bien, no se quedaría en el campo”, dice un comentarista al término del partido entre Alianza Lima y Melgar de Arequipa. Un raciocinio poco consistente. Que no necesariamente es cierto, por lo que no se puede afirmar como una verdad.

| 10 julio 2012 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 804 Lecturas
804

El hincha que paga para ver a su equipo, lo hace porque espera que su club salga victorioso. Cuando su equipo no lo hace, lo más probable es que busque una justificación. Y generalmente eso apunta al árbitro.

El sábado, el juez Robert Rafael dirigió el partido entre Alianza Lima y Melgar en Matute. Donde el público siempre es mayoritariamente hincha del equipo local. Cuando faltaba poco para terminar el encuentro, Rabanal choca con el pie de Calcina y se deja caer. Pero más exagerado es lo de Beltrán que se arroja sin ningún contacto en la siguiente jugada.

El juez pita y parece que sanciona penal ya que señala con su dedo el área de Alianza Lima. Pero en realidad señala saque de meta. Lo hace con tanta duda que hasta confunde al juez de línea.

José Soto reclama como la gran parte de jugadores íntimos. Algunos piden penal por la supuesta falta a Rabanal, pero otros le reclaman al juez que primero sancionó y luego se retractó.

El comentarista de la televisión tampoco ayuda con sus absurdos puntos de vista. Era simple. No había ninguna falta y si el juez tenía más personalidad debió de castigar a Beltrán y Rabanal por tratar de sacar ventaja.

Es cierto que los jugadores de Melgar abusaron con Yordi Reyna. Le pegaron y quizás más de uno debió ser expulsado. Pero eso es otro asunto. En la jugada puntual, no hubo falta.

Alianza debió de ganar ampliamente, pero la falta de precisión de sus jugadores no es responsabilidad del juez.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Loading...