No es deporte Rey

El fútbol en los Juegos Olímpicos no es el deporte Rey. Es una lástima. Los aficionados podrían ver otro mundial si los europeos tomaran en serio la competición. Pero tal como sucede con la Sub 17 o Sub 20, no es su prioridad. Gran diferencia con Sudamérica en la que Argentina y Brasil se han repartido 11 veces el mundial Sub 20.

| 27 julio 2012 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores |939 Lecturas
939  

Es una vergüenza que Gran Bretaña presente al “abuelito” Giggs como refuerzo. O al galés Bellamy. España no tiene realmente refuerzos mayores Sub 23. Quién puede creer que Jordy Alba es uno de sus refuerzos. Mentira. Si el reciente jugador del Barcelona tiene 23 años.

Desde el 2000, Sudamérica tiene aseguradas medallas. Van con lo mejor de la categoría (Sub 23) y encima sus refuerzos son de jerarquía. Lo hizo Chile con Zamorano y Brasil con Ronaldinho.

Con Messi, Agüero, Tévez, Riquelme, Crespo, D´Alesandro, etc era imposible que Argentina no gane las dos medallas de oro que obtuvo en el 2004 y 2008.

Argentina estaba por encima de todos. En Pekín Holanda premió a Roy Mackay y lo hizo refuerzo de su selección. Muy similar a lo que sucede hoy con Giggs en Gran Bretaña.

Por favor un verdadero refuerzo británico sería Lampard, Gerard, Rooney, en fin. Y para colmo, los europeos no se refuerzan o se refuerzan mal. Sino que los mejores jugadores de la categoría tampoco juegan.

La gran estrella de Suiza es Schaqiri. Tiene 20 años. Está en la edad para jugar, sin embargo, no le dieron permiso y hace la pretemporada con Bayern de Munich. De competencia de jerarquía no tiene nada. Pese a la derrota, España con una verdadera Sub 23 es la única que le puede hacer frente a Uruguay y Brasil que tiene una gran ventaja.

España debió reforzarse con Fábregas, Iniesta y Xavi o con Raúl en el peor de los casos. Uruguay no tuvo “vergüenza” de elegir a Suárez y Cavani como refuerzos. Con esa ventaja, lo más probable es que ganen la medalla de oro para beneplácito de Markarián.

Loading...



...
Ivlev Moscoso

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com