Nina Pacari, fuego del amanecer

Hace 4 semanas en Quito escuché atentamente una conferencia de Nina Pacari, abogada quichua, del Tribunal Constitucional de Ecuador, sobre jurisprudencia y pluralismo jurídico en Ecuador, al final del Congreso Internacional “Identidad, desarrollo y derechos indígenas en el área andina”, organizado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, y el departamento de Antropología de la Universidad de Sevilla (España).

Por Diario La Primera | 14 ago 2010 |    

Nina Pacari tiene un nombre y apellido quechuas preciosos; en quichua de Ecuador y de todos los Andes, es fuego del amanecer. Como mujer indígena y pobre tuvo todo en contra pero supo hacerle frente a la adversidad. Combinó el trabajo con los estudios y su adhesión a la causa indígena. Fue una destacada dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) y ocupó el cargo de Ministra de Relaciones Exteriores por el tiempo corto que duró la alianza de los indígenas con el coronel Lucio Gutiérrez. El artículo 1 de la Constitución ecuatoriana de 2008 dice a la letra: “El Ecuador es un Estado constitucional de derecho y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico…”. Gracias a las luchas indígenas en los últimos 40 años, Ecuador tiene una Constitución que reconoce a los pueblos indígenas como naciones o pueblos de un Estado plurinacional, y que reconoce igualmente el sistema jurídico indígena y su derecho de administrar su propia justicia. Corresponde a los ciudadanos elegir la justicia formal o la justicia indígena para resolver sus conflictos.

En su brillante exposición para una audiencia más internacional que indígena, Nina Pacari habló en impecable castellano con un dominio de la jurisprudencia occidental y sus profundas diferencias con la concepción indígena de justicia. Sostuvo que el pueblo ecuatoriano ha ganado una Constitución que defiende los derechos indígenas, pero que falta aún un largo camino para que esa Constitución se aplique. Están ya disponibles las nuevas normas de una justicia intercultural pero faltan los jueces para conocerlas y servirse de ellas para administrar la justicia que los indígenas esperan. El gobierno del presidente Rafael Correa hace todo lo posible para que Ecuador siga como antes en abierta contradicción con su discurso y promesas.

En versos del payador poeta argentino Atahualpa Yupanqui: “Unos trabajan de trueno y es para otros la llovida”. El movimiento indígena hizo el trabajo duro y de largo plazo para contar con una nueva Constitución, pero el gobierno llegó a manos de quien menos merecía pero tuvo la astucia de servirse de lo nuevo para que lo viejo continúe.

Bilingüe, intercultural, serena, elegante, vestida como las mujeres quichuas de su pueblo, Nina Pacari es un ejemplo no sólo para Ecuador sino para todos los pueblos indígenas y las naciones latinoamericanas. Que ella reciba un hondo y peruano abrazo en el día internacional de los pueblos indígenas.


    Rodrigo Montoya Rojas

    Rodrigo Montoya Rojas

    “Navegar Río Arriba”