Ni un paso atrás

Llegó la hora de tomar decisiones que marcarán el derrotero de este punto de quiebre en nuestra ciudad, que inexorablemente empezaron a gestarse en lo referente a la reforma de nuestro transporte urbano masivo. Cuando escuchamos a Villarán explicar a la ciudadanía limeña, decirnos que no hay marcha atrás, debemos entender que las nuevas condiciones están puestas sobre la mesa y un paso atrás significaría solamente atraso y un grueso error estratégico en lo político.

| 22 agosto 2012 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 642 Lecturas
642

Como estoy seguro que no sucederá, lo correcto es empujar este pesadísimo carro hacia el nuevo amanecer que nuestra ciudad merece por décadas y que sistemáticamente políticos de poca monta, encaramados en el más alto cargo municipal, no asumieron su rol histórico y el compromiso traducido en DEBER para con sus electores y mucho menos marcar el surco por donde debió circular la auténtica inclusión social de los MÁS, en tan importante quehacer cotidiano que como seres humanos lo necesitamos, como necesitamos el aire limpio y el agua para vivir. NI UN PASO ATRÁS con los que hoy enarbolan la bandera de los pseudo empresarios, transportadores del atraso, la explotación al que le da de comer y el trato indigno con su sostenedor. Ni UN PASO ATRÁS con los que en pleno siglo XXI mantienen formas laborales propias del más salvaje de todas las manifestaciones del sistema capitalista. Ni UN PASO ATRÁS tiene connotaciones más profundas de lo que imaginamos amigos lectores, significa un profundo compromiso social con los MÁS, significa un profundo compromiso con mujeres que son maltratadas e irrespetadas permanentemente en este tipo de transporte que por necesidad lo deben utilizar, significa un profundo compromiso con la inmensa mayoría de trabajadores que ya no desperdiciarán horas de su vida diaria malgastadas dentro de un vehículo automotor en la congestión del tránsito vehicular para que las puedan utilizar en otro tipo de actividades más significativas como seres humanos. Hasta mañana.

Loading...



...

Federico Battifora

Rompemuelle