Mucho gusto en conocerla

Luego de un breve intermedio, retomo mi columna de opinión, en medio de mi cada vez más exigente labor profesional, para compartir con ustedes algunas reflexiones. En mis ratos de ocio activo, me martilleo el cerebro tratando de encontrar explicación a un absurdo.

| 15 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 688 Lecturas
688

¿Cómo un valor tan preciado y poco habido en las últimas décadas en el Perú y el mundo, como la HONESTIDAD DE UN POLÍTICO puede representar simbólicamente una carta de despido? (aclaro simbólica porque me resisto a pensar en el despido). ¿En qué país estamos? Me pregunto una y mil veces, lo paradójico e inentendible es que en nuestro país, el 90% de la población piensa que el 90% de los políticos son unos ladronazos, sinvergüenzas y comechados, lo cual nos llevaría a pensar, siguiendo esta lógica, que cuando aparece en la escena política un espécimen HONESTO, debería ser atado de pies y manos al cargo, para que no se asome ni siquiera por un momento tantos sinvergüenzas que andan sueltos en plaza, tratando por todos los medios de reengancharse a la TETA que representa, nos guste o no, al tesoro público peruano. Resulta que buscar los mecanismos para aplicar la ley, erradicar la corrupción, ponerle cara a las MAFIAS del transporte urbano y de LA PARADA, intentar devolver DIGNIDAD LABORAL a la gran cantidad de choferes que día a día movilizan por la gran Lima a ciudadanos, fundamentalmente a los MAS, resulta ahora una credencial para el despido. ¿En qué país estamos? Los políticos tradicionales de mi patria no soportan a una persona que los ponga en evidencia. Estos políticos que siempre deben algo a alguien y que necesitan reciclarse una y mil veces porque de eso viven, de parasitar el tesoro público por décadas. Cuando aparece en la escena política alguien que no le debe nada a nadie y que no coloca su nombre en cada trabajo que entrega a la ciudad, porque considera que no le asiste el derecho, porque no es su dinero sino el de los contribuyentes, a esta persona hay que desaparecerla lo antes posible, piensan en su fuero interno la camarilla de pilluelos opacos con mucho poder económico que hoy pretende vacarla. No sé cuál será el resultado en marzo próximo, pero si de algo sirve mi reflexión, exhorto a la inmensa cantidad de limeños que, como yo, sentimos orgullo y mucho gusto de haberla conocido SEÑORA SUSANA VILLARÁN.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Federico Battifora

Rompemuelle

0.579324007034