Movadef: ideología y práctica

1.- El Movadef es un organismo generado por el neosenderismo, es decir, el senderismo desarmado que se reinventa a partir de octubre de 1993, cuando reconocen su derrota política y militar, aceptando terminar con su lucha armada, pero continúan aferrándose al llamado “pensamiento Gonzalo”, aprobado como base de unidad partidaria en febrero de 1988. Sostenían que el maoísmo había hecho un aporte universal a la teoría revolucionaria (tesis del gonzalismo) al profetizar la inevitabilidad de las guerras populares en todos los países, pero que habría que esperar la “nueva ola revolucionaria mundial”, dentro de 50 a 100 años, para que se pongan a la orden del día.

| 07 enero 2013 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores | 2.3k Lecturas
2399

Han transcurrido ya 20 años, y desde entonces no se les conoce de alguna acción armada, terrorista, o la existencia de algún campamento de entrenamiento con el fin de reiniciar su llamada guerra popular. Se dedican a dar charlas públicas y hacer plantones con pancartas. Los esporádicos contactos con Artemio en el Huallaga intentaban sacarle plata y alejarlo del clan de la familia Quispe Palomino. Artemio debe ser condenado por asesino. Pero Crespo, Fajardo y los 3 mil militantes del Movadef, debieran ser vigilados pero no encarcelados ni convertirlos en víctimas. En cambio ¿por qué no continuar con la polémica de Isabel Coral (CxC) contra Crespo en el Programa de Álvarez Rodrich? O acaso discutir su caracterización del Estado como “burocrático terrateniente”, o acerca de cómo sería la guerra popular en Suiza? La banda armada del Vraem es otra cosa; deben ser combatidos por las FFAA.

2.- Como se conoce, el PCP-SL tardó años en la organización y preparación de cuadros y planes para el inicio de la lucha armada (ILA) en mayo de 1980. Su identidad básica e ideología unificadora (“pensamiento guía”), se resumía en la lucha contra el camino “electorero” de quienes reivindicándose de izquierda habían decidido participar en las elecciones, primero para la Asamblea Constituyente en 1978 y, después, para las elecciones generales de 1980. Tesis desarrollada en el documento senderista titulado “Contra las ilusiones constitucionales” (1978).

Conviene recordar que la casi totalidad de los grupos de izquierda que participaron en esas elecciones, con mayor o menor énfasis, reivindicábamos como legítimo el camino de la violencia revolucionaria, en ciertas condiciones, más aún después del golpe fascista de Pinochet contra el presidente Allende en 1973. A veces nos preguntamos ¿qué hubiera sucedido si se ilegalizaba a la izquierda de entonces?

En noviembre de 1983, ya como Izquierda Unida (IU), Alfonso Barrantes gana la alcaldía de Lima, y para las elecciones generales de 1985, IU obtiene 48 curules en la Cámara de Diputados y 15 en la de Senadores. De lejos la segunda fuerza política del país. El camino de la violencia revolucionaria era dejado de lado, pero en cambio la autodefensa contra el terrorismo senderista se impuso, en el Sutep, rondas campesinas, alcaldías de IU, toma de tierras en Puno, etc. También las exigencias de la lucha política legal, los cambios en el contexto internacional, la universalización de la democracia y el fin de los golpes militares tuvieron más peso que los trasnochados dogmas. Como decía Mao “la práctica es criterio de la verdad”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | |


...

Carlos Tapia

Opinión

Columnista

1.33051609993