Mitos urbanos

No confundir la Gimnasia con la Magnesia, la renovación de las unidades del transporte urbano se ha convertido en una suerte de MITO URBANO, proponiéndolo ante el imaginario cultural de la población y en algunas autoridades, con competencia actual para poder encarar el tema desde su problema central, como el GRAN CAMBIO.

| 03 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 812 Lecturas
812

La locomoción urbana es un tema muy delicado y debe ser tratado como lo que es, un servicio para movilizar a seres humanos dignamente, con máxima seguridad y con absoluta eficacia y eficiencia. Deberá costar este servicio lo que DEBE COSTAR, en función directa a la calidad de servicio y reales costos operativos, no como lo que hoy es, UN PASAJE SUMAMENTE CARO por el pésimo servicio que se brinda. Hay que destruir de raíz la parasitaria relación económica de los poseedores de rutas que alquilan éstas a la otra gran casta parasitaria, los propietarios de unidades, para que éstos a su vez se los alquilen al RIÑON al volante (los choferes) y arréglenselas como puedan. Este subsector se desarrolló y desarrolla así durante años, todo su discurso actual gira entorno a cuánto invierten, que se han endeudando con el sistema que ahora solo apuestan por buses nuevos. De hecho, si es que quieren seguir en el negocio, ya que después de tantos años se habían empezado a caer a pedacitos los fierros viejos. Casi 2,800 unidades nuevas en dos años, solo en Lima, deben ser aproximadamente unos 280 millones de dólares y derrepente me estoy quedando corto. El MEDIO por ciento de esta cantidad, un millón cuatrocientos mil dólares, algunos de estos participantes del negocio dijo, ¿vamos a emplear este mínimo porcentaje como un óbolo en Prevención en Seguridad Vial donde ejecutamos nuestro negocio? ni los gamonales, ni los vendedores, ni los Bancos, todos los beneficiarios directos donde se REALIZA, se PLASMA, donde se convierte en NEGOCIO que es en la VIA PUBLICA, cuyo mantenedor es el usuario que no recibe beneficio alguno en función a reales mejoras en el trato que recibe día a día, nada cambió en este aspecto. Entonces este MITO que viene circulando para otros fines por cierto, hay que pararlo, por ahí no va la solución, solo es una pieza más del engranaje que hay que poner en funcionamiento lo antes posible. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle