Ministerio Público: silencio sepulcral

La fiscal de la Nación debe realizar una lucha frontal contra la corrupción, informando a la ciudadanía sobre las investigaciones seguidas, básicamente, contra funcionarios públicos ligados a la cúpula del gobierno y del APRA.

| 27 enero 2009 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores |977 Lecturas
977

El artículo 159º de la Constitución determina que el Ministerio Público ejerce la acción penal pública, la defensa de la legalidad y de la sociedad, y vela por la independencia de los órganos jurisdiccionales y la recta administración de justicia. Pero no hay resultados concretos, sólo existe un silencio sepulcral. La autoridad recibe las denuncias y se limita a realizar trámites administrativos y/o burocráticos. Por ejemplo, existen graves cargos penales contra el alcalde distrital de Nuevo Chimbote por lavado de activos, por delitos contra la administración pública, por actividades oscuras y extraños favorecimientos a terceros, entre otros ilícitos penales. Incluso, se solicitó la detención preliminar, el allanamiento de inmuebles, el embargo de propiedades, el levantamiento del secreto bancario y de las comunicaciones, entre otras medidas legales para evitar que se burle de la justicia y, hasta la fecha, no se conocen los resultados.

Este burgomaestre aprista se considera intocable por su cercanía con Alan García y Jorge del Castillo; está presente en el estrado cuando el jefe de Estado inaugura obras en Áncash. Ha llegado al extremo de autoproclamarse postulante a la presidencia regional y está en campaña electoral, para lo cual ordena a sus funcionarios que presenten absurdas denuncias contra sus rivales políticos, sin argumentos legales, ni jurídicos y fuera de su jurisdicción municipal; item más, sospechosamente, el Ministerio Público las admite a trámite.

Por otro lado, ha pagado un aviso para que divulguen una foto suya al costado del presidente de Estados Unidos, dándole un uso indebido a la imagen presidencial. Ha efectuado extraños viajes al extranjero y su patrimonio familiar se ha incrementado considerablemente, a pesar que sólo percibe sueldo de alcalde, cargo con dedicación exclusiva.

Está acostumbrado a manipular magistrados; amenaza a jueces y fiscales para construir un reino de impunidad, jactándose de influencias con Gladys Echaíz, quien está familiarmente ligada al APRA, pues su cónyuge es un dirigente aprista en el norte.

Hace pocos días, la fiscal de la Nación anunció la captura de varios ciudadanos involucrados en una ilegal interceptación telefónica, acudió al lugar de los hechos para efectuar una verificación personal y comunicó la entrega de una denuncia penal. La población quedó sorprendida con su actuación, ya que no tuvo esa misma presencia cuando se divulgaron los petroaudios que comprometieron seriamente la esfera presidencial y originaron la caída de un gabinete ministerial; ni tampoco ha intervenido con esa energía para que se investigue al alcalde distrital de Nuevo Chimbote, entre otros temas.

Loading...



...
Heriberto Manuel Benítez Rivas

Heriberto Manuel Benítez Rivas

El dedo en la llaga...

Columnista