Miente...miente que algo queda

Resulta que la candidata Lourdes Flores trata por todos los medios de proponernos que le creamos que hará todo lo correcto con respecto a la auditoría a la gestión Castañeda de los ocho últimos años al mando de la alcaldía de Lima.

Por Diario La Primera | 14 set 2010 |    

No dudará con respecto a las investigaciones que deberán realizar las entidades competentes para estos menesteres. Personalmente no le creo. Paralelamente a este discurso, repite a la saciedad la continuidad de lo realizado por el excelente trabajo que ella considera ha realizado Castañeda. Así mismo, casi en paralelo nos dice que hay que ordenar el caótico tránsito de Lima, hay que poner orden en las mal otorgadas concesiones a los transportistas, que una ciudad moderna no es como está planteada, que necesitamos por lo menos una veintena de corredores viales, más trenes y un metro. Entonces en qué quedamos, es o no es un buen alcalde Castañeda, su gestión, por lo tanto, ha sido un casi fracaso total, si en ocho años de gestión no pudo revertir este perverso sistema de transporte urbano y agilizar la movilización del ciudadano común, el que precisa de un transporte público moderno y eficiente en Lima Metropolitana, entonces ¿cómo es que Lourdes nos habla de su excelente trabajo? Lo que sucede amigos es lo siguiente: No realizará una sola acción que ponga a Castañeda bajo una investigación auténtica, la verdadera, no la que posiblemente se realice, la de mentira (obviamente si es que sale elegida), solo para aparentar y obtener en el tiempo la conformidad y el posterior olvido de la ciudadanía. También promete permanentemente la necesaria renovación del parque vehicular, no debemos continuar con estos obsoletos y caóticos vehículos, solo le faltó decir importados de segundo uso y con timón cambiado. Definitivamente, ella fue la gran artífice de que buena parte de estos vehículos desgraciaran nuestro tránsito y transporte, sobre todo en la ciudad de Lima, y digo artífice porque desde su estudio se elaboraba toda la arquitectura legal para proteger a Cataño o alias Cataño, porque realmente ya se descubrió que este no es su verdadero nombre. Hasta mañana.

    Federico Battifora