Mi madre para siempre

La señora Ana María López se quedó absorta al ver al joven Alejandro Sulca en la entrada de la quinta y de tanto verlo se llenó de recuerdos e ilusiones; y cayó en el llanto por la emoción.

| 10 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 608 Lecturas
608

Creyó haber encontrado a su hijo lindo que hace veinte años los senderistas lo habían arrancado de sus brazos en la provincia ayacuchana de Cangallo, cuando él tenía apenas 10 años de edad. Mientras se acercaba a él veía que su mirada, su sonrisa y sus gestos eran los mismos que los de hijo desaparecido; pero en realidad el joven que acababa de llegar al barrio no era el retoño perdido de la señora Ana María López.

Alejandro Sulca se asustó con la reacción de la señora Ana María, quien inclusive quería abrazarlo de tanta emoción, y vio en el fondo de su mirada triste de madre el mismo brillo de ternura que tenía su mamá en los ojos poco antes de morir; entonces, la emoción de la señora Ana María empezó a crecer en él tanto que le pidió un abrazo de madre de regreso para mitigar la pena reciente por la pérdida de su querida mamá.

Mientras la ternura del abrazo crecía y los dos empezaban a calmarse del llanto de la emoción, una duda extraña empezó a elevarse en la señora Ana María López, quien con una voz entrecortada le preguntó al joven sin dejar de abrazarlo. “¿Tú eres mi hijo, verdad?”. Alejandro Sulca no respondía porque estaba seguro de que no era su hijo y que tampoco ella era su madre; pero la señora volvió a preguntarle aún con esperanzas: “¿Eres mi hijo?”.

Como el joven no contestaba largo rato, la señora entendió que no había encontrado a su hijo y abrazándolo aún más fuerte lloró desconsoladamente pidiendo a Dios que por todos los cielos del mundo le devuelva a su hijito querido. Lloraba tanto que podía conmover hasta a una roca y solo se calmó luego de que Alejandro Sulca le dijo: “Yo seré su hijo, señora, si usted me jura que será mi madre para siempre”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com