Mesa de ‘Honor’

En una mesa del restaurante Glory se ubican los mejores tenedores del periodismo nacional, aquellos que llevan su prestigio en el canje de un whisky etiqueta azul, el agasajo encubierto en los fondos del Country Club o de hospedaje cinco estrellas en un hotel de Iquitos -incluido muslo sabroso-.

| 02 octubre 2009 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 527 Lecturas
527

Desde los altos de RPP, llega “la voz radial”; vao, man, mándate unas palabras de bienvenida a todos tus broders de los diarios setenteros “La Prensa” y “La Crónica”, donde dejaste tus convicciones de lobito rojo (marino) ¿Recuerdas? ¡Uy! Cae “a Primera Hora” una reportera estrella ochentera engreída del primer período presidencial de Alan. Yeah, es la noche de gala, los invitados ocupan la mesa radiante de camarones y martinis; son periodistas arrepentidos, exhibiendo sus mejores trajes con la modestia de galán de barrio, siempre desbarrancándose ésta cuando revisan las encuestas de poder de Apoyo; aquella casta que se refugia en principios democráticos y que ahora califican como ‘admirables’ paladines de la prensa, celebrados por tiernos periodistas de la PUCP que se creen los últimos bloggers del Juanito. El ex Director de un diario hace el brindis cerca a un lomo saltado a lo T’anta, y clava un guiño a una presentadora de “Prensa Dizque Libre”, la misma que se zambulló en una objetividad desde el cristal de los intereses de su esposo. ¡Shhh! Alistando los chicharrones, y para darles “el punto final”, llega el de los bigotes, dando las gracias al congresista de los blue eyes, el de los boletitos de la 73 y ex nacionalista total, porque digamos que es judío, y no le gusta Patria Roja, pobechito él. Porque así como hay congresistas tránsfugas, abundan periodistas que los reviven y son zombies de altas esferas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Luis Torres Montero

Malas palabras

www.malaspalabras.pe