Merecimos más

Pese a que Juan Manuel Vargas no estuvo en una buena noche, el jugador de Fiorentina junto a Pizarro, Farfán y el gran Paolo Guerrero, marcan una diferencia con respecto al resto. No puedo negar el crecimiento de Cruzado, pero no llega al nivel de los cuatro antes mencionados desde su ubicación.

| 12 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.6k Lecturas
1684

Markarián está apostando al talento de estos cuatro y el resto que por lo menos actúen regular. Acasiete lo hace, pero Balbín, Revoredo y Yotún no tienen un nivel de selección. El problema es que no hay muchas variables. Rodríguez tiene un nivel aceptable, pero su fragilidad mental hace que se contagie de nervios. Alberto estuvo sólido ante Paraguay, pero tenso al inicio frente a Chile.

El técnico peruano sabe que con los cuatro de arriba le hará daño a cualquier rival, pero descuida su sistema defensivo. Para que el planteamiento sea rentable tendría que tener un defensor como Chumpitaz. Mientras que Perú no lo tenga (por más que Acasiete sea lo mejor atrás), vamos a recibir goles como nos lo hizo Chile ayer en Santiago.

Vargas y Farfán están más preocupados de apoyar a Pizarro y Guerrero en el ataque y descuidan el apoyo a sus laterales. Eso pasó contra Paraguay y volvió a suceder ante Chile.

Pensé que la goleada en contra que sufrió Chile ante Argentina, podría hacer cambiar de sistema al técnico Borghi. Pero no fue así. El argentino fue inteligente para jugar con el mismo planteamiento que de local seguramente le dará réditos. Pero cambió nombres. Sacó a Fernández y puso a Isla como volante extremo a la derecha para tener más marcar. Porque Matías comete el mismo error de Farfán, es decir está preocupado por atacar cuando su misión es mixta.

Al no apoyar Farfán y Vargas a la defensa, Chile nos “madrugó”. Anotó un gol de táctica fija y luego Beausejour se llevó a Revoredo por la derecha para ceder a un compañero que convirtió el segundo.

Borghi mandó hacer rotaciones largas porque las líneas de Perú están muy separadas. Con ello controló el balón hasta los primeros 25 minutos. Luego el peso ofensivo de nuestros jugadores cambió el trámite del partido. Perú bien pudo haber ganado en Santiago. Chile recibió cuatro postes, lo que habla también de su fragilidad defensiva.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Espere...
1.00558400154