Medias verdades mineras

Desde inicios del año, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPYE) se viene preparando contra el establecimiento de tributos adicionales a la minería. Al respecto, contrató una conocida empresa consultora privada para que le prepare un documento que aborda la contribución, carga tributaria y fundamentos conceptuales sobre el tema.

Por Diario La Primera | 02 jul 2011 |    

El estudio se publicó en enero, es ahora de conocimiento público e incluye información interesante. Sin embargo, está realizado con los objetivos de demostrarnos que el sector actualmente realiza una importante contribución a la economía y que los márgenes de acción hacia delante son muy limitados.

La investigación reconoce, en lo positivo, que la minería debe tener un tratamiento tributario diferente al resto de las actividades económicas. El argumento es que debe pagar impuestos asociados al agotamiento del recurso que se le ha permitido explotar (p.49). Sin embargo, cuando se debe definir la participación en las rentas económicas generadas, aluden a que en la práctica supondría un régimen tributario distinto para cada proyecto, basado en información no disponible y verificable. En otro orden de ideas, también es positiva la recomendación para que se estudie el establecimiento de subastas para las concesiones mineras, tal como se hace con los hidrocarburos, que permitirían aumentar la recaudación tributaria y promover la explotación de los recursos (p.55).

Nadie discute que el sector minero sea el principal contribuyente al gobierno a nivel nacional. Tampoco debe olvidarse que algunas empresas mineras proveen servicios básicos (como salud, educación, energía eléctrica, agua potable, comunicaciones, entre otros) no sólo a sus trabajadores sino también a la población de las zonas donde operan. Sin embargo, la discusión no es si contribuyen a la economía. Es obvio que lo hacen. Se trata de un sector que genera importantes rentas económicas, goza de condiciones de precios internacionales favorables y que podrían incrementar sus aportaciones a la Sociedad a través del Estado.

El estudio concluye, obviamente, que las tasas efectivas de impuestos que se aplican en el Perú son de las más elevadas respecto de la muestra de los principales países mineros analizados. Al respecto, se propone que los tributos se establezcan sobre las utilidades netas y no sobre las ventas. Lo cual haría más complejo su cobro. Asimismo, estos cálculos se realizan bajo un análisis estático con parámetros simulados, omitiendo la inversión, la evolución esperada de los precios, de los costos y del horizonte de la vida útil de los proyectos mineros.


    Germán Alarco Tosoni

    Germán Alarco Tosoni

    Opinión

    Profesor Universidad del Pacífico