Más serio

De lo que imaginamos es el problema que está detrás de la informalidad y perversidad en la trastienda del trasporte urbano público masivo de la capital.

| 07 agosto 2012 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 581 Lecturas
581

Los porqués de su defensa a ultranza de los empresarios y concesionarios de ruta a los que están detrás de ellos, porque éstos son solo los títeres o testaferros, mejor conocidos como los gamonales o caporales del sistema, realmente lo que está detrás es una suerte de mafia que entre otras cosas y por décadas vienen realizando el famoso lavado a vista y paciencia de autoridades complacientes. A esta actividad le sumamos la ambición política del GRAN PERDEDOR que, deseando volver a ocupar el sillón municipal, entiende que el mejor camino es obstruir el GRAN CAMBIO, para que la administración actual fracase en su intento, utilizando todos los medios posibles, los ilícitos y sobre todo la mentira sistemática que lo haría, según sus cálculos, volver a sentarse como alcalde de la ciudad y continuar saciando sus ambiciones de todo tipo en la cresta del poder otra vez. Es por eso que debemos estar muy atentos y cerrar filas en pro de la transformación de la actual estructura del servicio de transportar personas por todo Lima. Será un trabajo lento, arduo, muy complicado y susceptible de fracasar, hay que ser sumamente realista y las cosas como son, de ahí la necesidad de apoyar sin remilgos a la administración actual, yo no creo que exista usuario que no aspire a este GRAN CAMBIO, yo no creo que exista un chofer que no aspire a ser considerado laboralmente con dignidad, ante todo por el enorme esfuerzo que realiza día a día. Desde esta humilde columna, exhorto a los de a pie, a los usuarios de todos los sistemas de movilidad en la gran Lima que no nos dejemos sorprender por los anuncios de MUY MUY con paralizar la ciudad y sembrar el desconcierto y caos este 16 de agosto. La GTU tiene por delante una delicadísima tarea, debemos apoyarla en esta dirección, puntualizo también, como en columnas pasadas que no basta solo con la transformación técnica de las estructuras del servicio, hay mucho más que hacer, en otra dirección, me refiero al trabajo con el ser humano, con el chofer, hay que capacitarlos para TRANsFORMAR su conducta al frente de un volante y sobre todo ante la responsabilidad de transportar seres humanos con la mayor seguridad y respeto. Sin este aspecto importante, es probable que se fracase. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle

Deje un comentario

Loading...