Martínez

A nadie le deseo lo que le está pasando a Roberto Martínez, aquel número ocho de Universitario de Deportes que nunca salió del equipo por varias razones. La principal fue porque casi nadie lo quería fuera. Bueno, algunos sí lo querían fuera, pero fuera del equipo.

| 04 mayo 2013 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 584 Lecturas
584

Es una pena lo que está pasando y nadie imaginó que terminaría implicado en un caso de chuponeo. Es que en la cancha de fútbol, Martínez parecía un jugador de tenis. Cuando militaba en Universitario todo el mundo decía que no debía cobrar porque tenía toda la plata del mundo y que sus padres tenían tanto dinero que podían compararse incluso a Universitario y Alianza Lima juntos.

Cuando colgó los chimpunes fue una alegría para los que nos gusta el buen fútbol; pero fue muy triste para él, porque pertenece al grupo de futbolistas que no saben hacer otra cosa que jugar y él no lo hacía tan bien para hacerse millonario. Ay, los futbolistas flojos, vagos-vaguísimos, teniendo toda la plata del mundo, no han estudiado nada y cuando colgaron los botines se dieron cuenta que estaban en la calle.

Es muy conocido por todas las cosas que pasó, sus amoríos alucinantes, sus bailes hasta las patas, sus amistades extrañas. Nunca le presté atención a lo que le pasaba por una razón muy simple: carecía de tiempo. Sin embargo, me llamó la atención el enterarme que trabajaba para una comuna chalaca. ¿Acaso no era platudo que no necesitaba trabajar todos los años de su vida?

Luego vinieron las acusaciones y los enredos judiciales y ahora la búsqueda de un prófugo de la justicia. Pobre Martínez, hubiera querido que siguiera jugando fútbol hasta viejo o tal vez que se hubiera dedicado a ser entrenador de chibolos. Cualquier cosa, menos lo que le está pasando. Es muy feo que un deportista, que debe ser un ejemplo de los niños, esté escondido por temor a que pueda ir a la cárcel.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Espere...