Mamá-rata para Marco Turbio

El regalo que me merece Marco Turbio es que los palomillas de la cuadra hagan explotar una supermamá-rata al lado de su cama, justo cuando caiga rendido después de la fiesta. Es que el revocador sin freno tiene que despertar, abrir los ojos, y darse cuenta que Lima no puede parar.

| 24 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 659 Lecturas
659

Keiko ya tiene el regalo que merece: su hermano Kenji; sin embargo, sería bueno que la religiosa María del Pilar Cordero (de Dios) la ayude con algunos ejercicios espirituales.

El mejor obsequio que puede recibir el aprista bobo Aurelio Pastor son las enseñanzas de Alan García escritas, grabadas o filmadas para que las estudie y las aplique a fin de no dejarse pillar cuando está haciendo de las suyas.

El expresidente Alan García necesita que le regalen un poco de humildad para que deje de alucinar que puede ser presidente otra vez. El problema es que nadie podrá regalarle humildad y si alguien lo hace, el gordo lo rechazará de una patada.

Claudio Pizarro ruega que le regalen los secretos de éxito de Paolo Guerrero porque el delantero del Bayern de Múnich quiere recibir aplausos y flores como el matador.

El ministro Miguel Castilla necesita que le obsequien un martillo para ver si este instrumento puede doblegar a la virgen del puño, a la que adora.

Yo le regalaría un pasaje de ida a Burga, el de la Federación, al lugar más remoto de la tierra; pero no lo hago porque tratará de comprar el pasaje de vuelta con las peores artes y volverá con más fuerza.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

1.19962692261