Malzon y el panzón

El juez Malzon, que alguna vez interfirió en la investigación del caso de la masacre de El Frontón aceptando un hábeas corpus por prescripción a sabiendas que ante graves delitos contra los derechos humanos las causas no prescriben, debería haber recordado en su sonada sentencia sobre La Parada en la que menciona el tema de las donaciones con destino específico del donante, el caso del aeródromo de Collique arrasado por García bajo el argumento desafiante de que mejor eran 100 mil viviendas en Comas que una pista para una sola avioneta. ¿No es cierto Pepe?, añadió comprometiendo públicamente al ejecutor de la obra José Graña Miró Quesada en un CADE.

| 05 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1067

Había mil razones más para respetar el terreno aeronáutico que un mercado deteriorado, insalubre y penetrado por las mafias, teniendo además una reubicación inmediata asegurada, pero si Malzon pudiera salirse con su gusto quedaría una doble vara en la que, ante la justicia, prevalecen los grandes negocios y no la defensa de los intereses de la ciudadanía y que, por supuesto, ante ciertas instancias una cosa es la autoridad de Alan García y otros, y otra la de Susana Villarán, a quien Malzon Urbina dice que pudo destituir pero no quiso contradecir el voto de la gente.

La presentación ante la Megacomisión del expresidente muestra la alta confianza que tiene de que cuando los documentos de la investigación lleguen al Ministerio Público irán al archivo, o lo excluirán del caso, como se ha hecho con Castañeda-Comunicore, y como va a ocurrir con el asunto de las casas pagadas con conferencias en el exterior a invitación de las empresas favorecidas por el gobierno aprista. García sabe que hay una red de impunidad a su servicio en distintos niveles del Estado.

El mismo hecho de la conferencia de prensa, después de participar en una sesión secreta de la Megacomisión, prueba como son las cosas. A Tejada lo presionan Mulder y Velásquez para taparle la boca y no anunciar los avances de su trabajo y los fujimoristas hacen como que investigan hasta el momento de traicionar (como hiciera Raffo con los petroaudios), pero el ego colosal sale de la reunión cerrada a la prensa a dar su versión que se basa en que si alguien lo ataca es porque lo quiere retirar de la carrera electoral.

O sea este señor tiene que responder por miles de indultos en un corto lapso (¿cuándo se enteraron que podía ser un buen negocio?) y dentro de ellos 400 por narcotráfico agravado, petroaudios, BTR, Collique, decretos de urgencia, Estadio Nacional y colegios emblemáticos y muchos otros, e imagina que la mejor manera de sacarse todo eso de encima y quedar impune es proclamándose candidato. Y todo esto con Malzon encima llevándose la primera plana justamente con un fallo que dice que las ratas deben regresar.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista

Deje un comentario

Espere...