Mala costumbre

De hacer las cosas equivocadamente, han pasado más de 20 meses de la iniciativa (15 de Noviembre 2010) del lanzamiento del reglamento de conducta en la vía pública del peatón con deberes que cumplir, de lo contrario y se publicitó intensamente, se aplicarían multas económicas.

| 19 julio 2012 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores |597 Lecturas
597

Un improvisado Cornejo, en ese momento ocupando el cargo de ministro de Transportes, promoviendo el tema por todos los medios de comunicación. Nadie puede criticar la iniciativa en sí misma, pero sí se puede analizar técnicamente la forma y para los que algo conocemos del tema, sabíamos que el fracaso era inminente y lo que más preocupa y molesta es que se despilfarren recursos económicos y humanos de todos los peruanos en emprendimientos tan mal llevados a cabo y sobre todo muy poco profesional y en forma inversa. Lo primero que se debió realizar, como lo puntualizamos en su momento, era llevar a cabo una intensiva campaña de formación y explicación al peatón, en buen castellano a todo ciudadano, porque en resumidas cuentas todos terminamos siendo de una u otra forma peatones. Una vez inoculado el virus del nuevo código de conducta y conociendo que así como tiene derechos el peatón, también tiene deberes y que si no se cumplen se harán merecedores a sanciones. También puntualizamos la necesidad de acompañar a esta iniciativa con la colocación de señalética peatonal en la ciudad donde por lo menos el 90% de las mismas están dirigidas al vehículo y su conductor mas no al de a pie. Recuerdo esto porque el MTC está nuevamente impulsando campañas de Prevención en Seguridad Vial y me temo que otra vez se equivoquen en la forma y como siempre a la inversa. Una población de conductores brevetados por décadas con TARAS de nacimiento como conductores, necesitan acciones mucho más enérgicas para obligarlos a un cambio de conducta, y hay dos formas muy efectivas, con resultados muy buenos en muchas partes del mundo: 1) El ridículo social 2) afectación de la billetera. Son dos aspectos en la vida del ser humano muy importantes. Muy pocos cambiarán por conciencia, muchos lo harán por temor a los dos aspectos mencionados y con el tiempo lo convertirán en hábito, el de cumplir con las normas, porque si no les CAE. Porque lo MÁS IMPORTANTE es reducir considerablemente los incidentes viales con sus malditas consecuencias asociadas. Hasta mañana.

Loading...



...
Federico Battifora