Los tres ciclos

Termina el 2012 y veo que tres grandes ciclos están empezando a terminar, pero de manera coincidente, lo que sin duda impactará en todos los peruanos en los próximos años.

| 30 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 718 Lecturas
718

El primero es el inicio del fin del ciclo de crecimiento económico que hemos vivido desde el 2002 en adelante. Por más que la Confiep, PPK y cuanto economista y periodista hincha del modelo pronostiquen cifras macroeconómicas muy buenas para el 2013, sabemos que la historia de la economía republicana del Perú ha mostrado siempre un péndulo: periodos de bonanza y crecimiento, seguidos de periodos de bancarrota fiscal y crisis.

El periodo de boom económico siempre ha estado relacionado con la explotación de algún recurso natural, que ha jalado el consumo interno y la construcción, pero una vez que su precio se desmorona sostenidamente, termina la ilusión. Sin aprovechar para industrializarnos, nos condenamos a la eterna prosperidad falaz de las que nos habló el maestro Basadre. Y en este caso, los precios de los minerales pueden estancarse debido a elementos tan incontrolables para nosotros como la subida de las tasas de interés de referencia de las bancas centrales de los países desarrollados.

Muchos vaticinan crecimiento en el 2013 y a lo mejor le chuntan. Lo que no pueden garantizar es que eso sea sostenible en el tiempo, porque siempre está allí la restricción externa. Esa que nos recuerda que somos bastante precarios.

Sin perspectiva de relanzamiento de la economía, salvo los discursos de Ollanta en el exterior que hablan de industrialización, estamos avanzando con el péndulo como siempre.

El otro ciclo es más global. Estamos en plena crisis mundial, no solo económica (y no solo de las economías desarrolladas). Nos encontramos en un tránsito teórico, en el cual –como afirman bastantes pensadores- se ha puesto en crisis la noción de progreso, la de capitalismo y la de socialismo, y se han empezado a redefinir las hegemonías. Es un momento de cambio de paradigmas, de nuevas construcciones. Y eso impone retos enormes a nivel político, económico, social, cultural y civilizatorio.

Finalmente, tengo la impresión de que estamos llegando al final de un ciclo histórico en el Perú. Si uno mira la gran historia del territorio que hoy ocupa nuestro país, se dará cuenta que sin contar la etapa de Colonia, hemos tenido grandes periodos de unitarismo, o si se quiere de concentración administrativa y política: Chavín, Huari, Inca, etc. Pero entre estas, también periodos de división territorial, si se quiere una especie de federalismo o convivencia con autonomía.

Ya vamos casi 200 años de república unitaria, y precisamente los primeros debates cuando se formó el Perú que conocemos hoy, fue si se elegía ser una república unitaria o federal. Se eligió lo primero, pero solo por un periodo. Luego se hizo la regla por la inestabilidad que nos acompañó desde entonces. Ahora como nunca, las provincias están reclamando poder, lo que puede acabar con un gran ciclo político en el Perú. No por gusto las provincias le ganaron la elección del 2011 a Lima. Veamos qué pasa.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Carlos Alonso Bedoya

Economía disidente