Los hombres de García

—¿Qué puede decir de la denuncia de la Contraloría sobre la contratación de la empresa israelí Global CST?

—Tengo confianza absoluta en la probidad y en la honestidad de Rafael Rey...

—El señor Garrido Lecca, que…

—No lo sé. Que responda él por sus temas. Yo no respondo por otras personas.

Entrevista a Alan García

“Si Humala entraba en 2006 estaríamos como Venezuela”

Perú 21

24 de febrero de 2013


| 03 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 759 Lecturas
759

Cuando leí la entrevista que cito, al empezar este artículo, no pude evitar el recuerdo de aquella noche cuando en Palacio, el entonces presidente García llamó “ratas” a sus antiguos amigos Rómulo León y Alberto Químper, protagonistas de los primeros petroaudios que se hicieron públicos.

También me vino a la cabeza un diálogo que se conoció tiempo después en el que Don Bieto hacía ver que había otros operadores del presidente mucho más importantes que Rómulo, pero que no se dejaban ver.

Puede deducirse, por tanto, que el García de hoy ya sabe que no va a haber forma de defender a Garrido Lecca, como no lo hubo para León Alegría en los primeros meses de los petroaudios; aunque después lo fueron descargando poco a poco de sus responsabilidades hasta ponerlo en libertad.

El que fuera ministro de Vivienda y Salud del segundo gobierno alanista debe tener muchos flancos débiles para que alguien responda por él. Uno de ellos que acaba de ser presentado por Gustavo Gorriti, habla de disputas entre León y Garrido en torno a la relación con Canaán y otro sobre vínculos paralelos con empresas israelíes que llevarían hasta el caso CST.

García tenía que haber sabido desde el primer momento que su jefe de campaña del 2006 y dos veces ministro, venía perfeccionado sus técnicas de lobby y manipulación de instituciones estatales desde la época del fujimorismo.

Y por ello lo trajo a su lado ,olvidando viejas desavenencias. Pero eso no quiere decir que quiera cargar con todos sus anticuchos.

En cambio Rey es otra cosa. García debe verlo como un fanático que cree cosas como “defender a las fuerzas armadas”, aparte de creer ciegamente en Fujimori y después en el propio García. Por lo mismo era necesario que se dijera que confiaba en él (no en el contrato CST) para alentarlo a una nueva actuación de cruzado, como la que exhibió hace unos días en el Congreso.

Rey no saca el cuerpo como Flores Aráoz o Guibovich, y si fue tan burro como para creerse que los israelíes eran expertos porque le mostraron fotos del bombardeo sobre territorio ecuatoriano en el que murió Raúl Reyes, lo hizo porque no puede dudar de los jefes militares que son los expertos en estas cosas. En cambio Garrido anda por ahí mintiendo y siendo desmentido, sabiendo que el asunto viene difícil y que, por ahora, va a bailar solo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista