Los hijos de la oscuridad

Imagino un suplemento llamado “Malas Palabras”, a full color, distribuido gratuitamente en todos los mototaxis de la ciudad.

| 14 octubre 2009 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 525 Lecturas
525

Ayer, vi uno (es un decir) hecho un tubo en el short de un boy reguetonero con mostacho ralo. El broder rodante desenrolla al rey Gato (así le llama mi brox Rosell a ), que está en portada con su cabezota 3D; lee seguidamente la pregunta en globito, en la parte superior de la ilustración caricaturesca de dos figuras; un beibi huggies y un chainis Mr Grass: ¿En qué se parece Alan Simón García Nores a Kenji Gerardo Fujimori, los dos clones en talla médium de nuestros presidentes? ¿Tendrán el mismo hobby? ¿Les gustarán las chicas introvertidas o serán atrapa vedettes (habla, chino); ¿Poseerán la misma joyita tech, por ejemplo, un iPod o se quedarán con la Nokia touchscreen? Si analizan bien, los dos tienen el gran peso dinástico –concepto huachafísimo, pero así son, muy en el fondo, casi chocando con sus dignidades- ¿Alucinan, acaso, a Alan Simón irse para la izquierda? ¿O Kenji, liderar una ONG? El Junior García manejará un bufete de abogados de inmigrantes peruanos en el barrio latino de París, puede ser –digamos que lo mandarán allá para que no arrase con el Mistura del futuro; a 5 luquitas, por el Parque Industrial de Villa El Salvador; baules sin fondo prototipo zambo Cavero, no se sientan identificados, pe. En mi mesa, una mujer siempre habla del karma: “no hagas daño sino la descendencia lo lamentará”. En estos dos casos, les pesarán los muertos de sus respectivos regímenes de sus dadis. No lo digo yo, lo dicen en cientos de años las religiones dármicas. Ah, chú, me quedé en el suplemento malapalabrero –es que acaba de pasar una deliciosa anca que me hace pensar en las arañitas quemadas (patas para arriba)-. Ojo: Los premios para dichas respuestas están en mi blog. El primer lugar será armado con un guante de box para tirárselo a Jaime Bayly, por limpiarles las caras a Mónica Delta y Aldongo Mariategux el domingo pasado en su programa televisivo -más desabrido que lengua en primera comunión; cero rating por ser un fakin té de tías-. El Jaimito, monsefú, sigue instrucciones cual robot; ahora es regalón de simpatías. Cuando algo no engancha con la pipol, ni modo, bro, así sean humanos por tu lengua. El segundo premio, otorgado por contestar con las similitudes o las diferencias de estos dos jóvenes promesa de la política más parasitaria, será una partida de ajedrez con el Rey Gato. Jaque mate, y alzamos las sandungueras más killers de la capital.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Luis Torres Montero

Malas palabras

www.malaspalabras.pe