Los dioses peruanos me cuidan (conjuro)

Que los dioses peruanos me agarren confesado porque algún barrio sueña con la vida después de la muerte, o sea bajo la posible sayonara marcial de “Fuerza 2011” (Keiko), y sus pintas naranjas que no se permiten en Barranco pero sí en San Juan de Miraflores, Villa El Salvador, etc.

| 08 octubre 2009 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 797 Lecturas
797

(¿los alcaldes de estos distritos no recorren sus principales vías o les tiembla la mano para borrarlas?). Mi dios de la gastronomía se forma en una locaza testa de cebiche de mero con bíceps de huancaína –tamaño godzilla, cabalgado por Acurio-; adora mi amada camiseta morada del Alianza Lima en fiesta de octubre; eso me ofrece un campo de fuerza contra la posible denuncia que pudo caer sobre mi nombre en estos 16 meses de escritura crítica y creativa. Me solidarizo con el periodista de esta casa, Efraín Rúa, quien fue condenado a dos años de prisión suspendida y al pago de cinco mil soles de reparación en favor de Alan Simón García Nores, hijo del Presidente, y qué sorpresa que se gane los juicios con tanta celeridad – ese boy se ha ganado su columna, caballero ¿no, malapalafaiters?-. Y a mí que no me saque dinero porque ni que fuera su dadi para darle sus pasajes de practicante. Chambea, nomás. Oh, dioses peruanos, cuando veo las casitas como cubos, en los dignos cerros, se me vienen como los legos que uno armaba de chico. Con la diferencia que esta vez duele sentirse lejos de sus comunidades, físicamente: necesitan un dios peruvian que se acuerde de ellos y que nunca se vista de gobierno ¿Malas Palabras tendrá que ser canción para llegar a los que no leen prensa escrita, esa, la diferente de la sensacionalista? Todos los diarios deberían tener sus malapalabreros en sus contras y así dar más trabajo a los colegas y salsa al lector, crearían más debate a la vista del quiosco (Igual, en un salón de la UPC, un día me dijeron que nadie leía nada de nada.) PD.- Oe, Búho del “Trome”, un duelo: quién de nosotros dos hace la mejor columna, en tiempo real, en un supermercado. De jurado la gente de la calle. Vao, o ¿te achicas? Si tú ganas, te entrego las llantas de mi skate para que las cuelgues de trofeo en tu sala. Si yo gano, me dejas una semana tu columna para escribir con esa libertad que extrañas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Luis Torres Montero

Malas palabras

www.malaspalabras.pe