Lo que viene

Guste o no, si hay decisión política de transformar el sistema de transporte público urbano en Lima, vendrán cambios drásticos, necesarios y justos.

| 22 julio 2011 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 637 Lecturas
637

Paralelamente habrá levantiscas y quejas grupetes de la informalidad reinante en el subsector, apoyados por los abogaduchos de siempre, listos para complicar las transformaciones con leguleyadas como lo vienen haciendo desde hace casi tres décadas. El Metropolitano I no debe tener ninguna competencia a 400 metros de distancia en su trayecto, ni a izquierda ni a derecha, así está determinado y así debe ejecutarse. Las empresas futuras del transporte urbano, deben estar totalmente constituidas, como Dios manda. Los choferes y cobradores deben ser empleados, con todo el respaldo que la legislación en materia laboral les ofrece, así está determinado y así debe ejecutarse. Los pasajes tendrán que reajustarse, pues tendrá que ser así, siempre y cuando estén refrendados en un buen servicio al sostenedor, o sea al cliente, con seguridad y eficiencia. Lo que se necesita es que el sistema sea razonablemente rentable, esta es una de las actividades que por su naturaleza e importancia el Estado debe jugar un rol y no pasar desapercibido para dejar que las fuerzas del mercado actúen solas. Los GAMONALES de esta actividad a poner las barbas en remojo. Es de necesidad vital esta transformación, el problema social que ya representa no solo es para el chofer y el cobrador, lo representa también para el ciudadano que no tiene un vehículo propio y que necesita transportarse correctamente. Ojalá que no se amilanen ante los embates que se aproximan, no puede ser que seamos el único país de Latinoamérica que no tengamos un sistema integrado de transporte en nuestras principales ciudades. Así que también pongan atención a los que están inscritos en el Callao y que invaden Lima, con sus diez años de concesión, si no ejecutan reingeniería VERIFICABLE, ojo, este será otro tema, supervisar adecuadamente las transformaciones auténticas. Que debe ser gradual no tengo dudas, pero este concepto no significa inacción o dejar todo para la hora nona. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle