Lo que significa García Naranjo

Lo que hay es una campaña sistemática contra los hombres y mujeres del nuevo gobierno que tienen el sello bien ganado de progresistas, de izquierdistas o que simplemente buscan el cambio que el presidente Ollanta prometió.

 

| 09 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 2.1k Lecturas
2111

Un claro ejemplo es lo que cierta prensa pretendió hacer hace poco contra el presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Ricardo Soberón, quien fue golpeado desde todos lados inclusive desde el mismo Devida.

Otro caso es lo que quieren hacer contra el presidente ejecutivo de EsSalud, Álvaro Vidal, no solo inventándole un copamiento sino tratando de sabotear desde adentro todo lo que huela a cambio. En EsSalud hay cientos de apristas y fujimoristas que sueñan con la caída de Vidal.

No es casualidad que esa prensa que quiere ver en la lona a la ministra de la Mujer, Aída García Naranjo, no suelte una sola crítica (ni constructiva ni nada) sobre la labor, por ejemplo, del ministro de Economía, Miguel Castilla, quien tiene una red ingente de amigos en los sectores conservadores y especialmente en los medios de prensa hostiles al gobierno.

García Naranjo es ahora el punto, pero no podrán. La censura se ha desinflado y ella supo defenderse y defender bien al gobierno. Tanto han inventado e insultado, tanto han exagerado e inflado titulares, que hasta algunos incautos, que antes querían a García Naranjo, repiten: “es indolente”, “no le interesó las muertes”. Cuidado, no le haga el juego a los que perdieron las elecciones.

Los apristas y los fujimoristas, que están en todo el aparato del Estado, con contratos de última hora, y en esos medios de prensa, nunca descansan y ahora están más furiosos que durante la campaña. Aplauden a los que garanticen que nada se mueva, que todo siga igual y les dan con palo a los que pueden impulsar algún tipo de cambio.

El objetivo de fondo es impedir que el presidente Ollanta Humala cumpla su promesa de la gran transformación. Esto es sumamente peligroso. Hay errores evidentes en el gobierno, pero por eso no puede detenerse un proceso. Los trabajadores harán una marcha de apoyo el miércoles a favor de la gestión del mandatario Ollanta, pero también exigirán al gobierno firmeza en la defensa de intereses nacionales.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Paco Moreno (Editor)

Enfoque

pmoreno@diariolaprimeraperu.com