Les gusta el golpe

Lo que va quedando claro es que aquellas señoras, Martha Chávez y Luz Salgado, esas que parecen estar al borde de un ataque de nervios, añoran el régimen surgido del golpe de 5 de abril. Les gusta el golpe, son admiradoras de la dictadura que robó y asesinó, aunque digan por ahí que “matamos menos”.

| 31 julio 2011 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 776 Lecturas
776

Es verdad. La constitución del 79 terminó con la experiencia de una dictadura militar y fue el resultado del consenso de la mayoría de partidos políticos y la constitución del 93 inauguró uno de los regímenes más perversos de la época republicana, una dictadura de muerte y robo sistemático al fisco.

Chávez y Salgado son las nostálgicas de esa época de oprobio y por eso gritan, por eso dan vergüenza en el Parlamento cuando otros reivindican el espíritu de aquella Carta Magna, que Fujimori y Montesinos enterraron con un premio al gran capital a cambio de coimas.

Dejemos a Valentín Paniagua tranquilo. Digamos que los expresidentes Alejandro Toledo y Alan García se han perdido la oportunidad de decir lo que el presidente Ollanta Humala se atrevió al momento de jurar al cargo. Un demócrata serio pone énfasis y traza la línea y muestra cómo está latiendo su corazón.

Fue un gesto aplaudido por esa mayoría que votó por el cambio, por la gran transformación, por hacer que todos los peruanos puedan beneficiarse de eso que algunos denominan crecimiento, cifras azules de la macroeconomía, una cachetada a los pobres que esperan.

Pero un primer Mensaje a la Nación no debe estar integrado solo de gestos. Hubo omisiones en cuanto al agro y los derechos de los trabajadores; sin embargo estuvo bien con el asunto del sueldo mínimo, bien con la lucha frontal contra la corrupción, bien con el asunto de programas sociales, bien con eso de eliminar la exclusión y la pobreza, bien con eso de acabar con la tonta idea de que el Estado debe eliminarse. Debe mejorarse.

Es imposible volver a la constitución del 79; pero se puede reformar la carta que nos rige para llenarla con el espíritu de la anterior. El ministro de Justicia, Francisco Eguiguren, señaló: “La carta del ‘93, sin mucha bulla, ha tenido en estos años un montón de cambios. Por ejemplo, se eliminó la posibilidad de la reelección presidencial inmediata, que instauró el fujimorismo. No podemos aceptar esta idea de que plantear siquiera una revisión de la constitución es un pecado. El pueblo ha votado por un gobierno que va a hacer una transformación respetando el orden constitucional”. Martha Chávez y Luz Salgado deberían estudiar abogacía. Valeriana para ellas.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...

Paco Moreno (Editor)

Enfoque

pmoreno@diariolaprimeraperu.com