Le escribí a Santa Rosa

Le pedí a Santa Rosa que le aumenten el sueldo a Claudio Pizarro y que su club le prohíba rotundamente que nunca más juegue con la camiseta nacional, porque estoy seguro de que Pizarro le trae mala suerte al cuadro patrio.

Por Diario La Primera | 31 agosto 2012 |  660 
660  

Le pedí que las autoridades hagan todo lo posible, sin prisa pero sin pausa, para que la seguridad ciudadana en todas las calles de nuestro querido Perú sea una realidad y no un sueño y un pedido constante; y que paren, por el amor de Dios, de asesinar a los sindicalistas de construcción civil.

Le rogué que me haga el favorcito de que el excandidato a presidente Pedro Pablo Kuczynski se calme un poco, y no alucine que es el salvador del Perú, que no salga todos los días a hablar por la radio y la televisión creyendo que es el hombre que sabe cómo solucionar los problemas del país. Es que en realidad, no sabe.

Le pedí que por favor la Mistura Glotona no perjudique las áreas verdes, los árboles y el césped del Campo de Marte; y si es que lo hace, castigue a los organizadores, porque no es posible que no hayan escuchado a los vecinos que alertan hasta ahora del mal que puede causar el festival en el pulmón ecológico.

Le escribí también que, por favor, haya, en la televisión peruana, programas de noticias después de las once de la noche, al menos de lunes a viernes, y que haga lo justo con los que existen actualmente, porque todos son ventanas que fomentan el mal gusto y la violencia.

Le pedí que cesen las huelgas de los profesores y los médicos, que haya soluciones pronto porque escolares y pacientes no pueden esperar.

Le iba a pedir asistir a una charla de nutrición de Vanessa Tello; pero llegué a la conclusión de que no valía la pena, porque me confirmaron que Tello sabe tanto de nutrición como Alan García sabe de honestidad.

Recé para que mis peticiones se hagan realidad, y cuando terminé de orar, le pedí que si quería soslayara todos mis pedidos anteriores, pero que sí le pusiera la debida atención a estos ruegos capitales: que los niños dejen de sufrir por hambre, que estudien y se alimenten bien; y que todos los enfermos tengan atención profesional.

Referencia
Propia



    El Escorpión

    El Escorpión

    El Escorpión

    elescorpion@diariolaprimeraperu.com

    Loading...

    Deje un comentario