Las tías regias contra los revocadores

Lourdes Flores y Susana Villarán salieron ayer juntas a la puerta de la casa de la alcaldesa de Lima y ante las cámaras hicieron el símbolo de las manos cruzadas, que significa unión, fuerza, amor, resistencia, etc. Ojo aquí, en un momento Susana tenía el brazo izquierdo sobre el derecho; y Lourdes tenía su brazo derecho sobre el izquierdo, y esa es la foto de la unidad del año.

| 16 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 727 Lecturas
727

Antes habían conversado en la casa de Susana por media hora, y aquella plática no fue un té de tías sino más bien la reconciliación definitiva de dos mujeres políticas que se habían convertido en adversarias en las elecciones municipales del 2010. Las dos sonreían como dos viejas amigas, como si sacaran fotos para el Facebook; las dos contentas y felices, ante las miradas apuradas de los fotógrafos y las felicitaciones espontáneas de los vecinos. Cuando hablaron, las dos se tiraron flores y susanas y todo fue muy lindo.

No voy a decir que no me gustó la escena. Es más, me gustó mucho. Vi contento a las tías regias, porque se habían juntado una progresista honesta con una derechista de las mismas cualidades en defensa de la no revocatoria que se ve amenazada por corruptos y sus afines mediáticos.

Las dos dijeron que su unión era una muestra de unidad contra lo que significaban los revocadores. El gesto es muy valioso para la política decente y de altura en el país. El Escorpión está seguro que si Lourdes hubiera ganado las elecciones y los revocadores hubiesen tratado de revocarla, Villarán hubiera estaba al frente de la batalla de la pepecista y de corazón. Acabemos con la bajeza de hacerle el juego infame a los corruptos de siempre.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com