Las tareas de García con la amazonía

En vísperas de la celebración de las fiestas patrias y luego de la profunda inflexión producida por la lucha indígena amazónica de los meses de mayo y junio, el Dr. Alan García debe anunciar cambios en la política nacional y en particular en la Amazonía.

Por Diario La Primera | 27 jul 2009 |    

Los peruanos esperamos que la primera y la más sensata decisión del jefe de Estado debe ser su renuncia al operativo de división, fragmentación y paralelismo contra Aidesep y a la rencorosa y feroz persecución policial y judicial desatada por el Estado contra los líderes indígenas que encabezaron la resistencia, acusados de delitos de sedición y terrorismo y algunos de ellos-como Teresita Antazú-sin ningún cargo dirigencial ni responsabilidad en la toma de decisiones.

Moralmente el gobierno del Dr. García no puede sustraerse a la irrenunciable tarea de instalar la Comisión de la Verdad que investigue los sucesos de Bagua del 5 de junio pasado, para identificar a los responsables de la tragedia. Hasta la fecha, esa mesa o comisión está en el limbo y la opinión pública nacional está advertida que detrás de la cerrada oposición a la formación y funcionamiento de dicha Comisión están los halcones del régimen, que son los mismos enemigos jurados de la Comisión de la Verdad que investigó la violencia terrorista de los noventas.

El jefe de Estado no puede seguir dilatando la solución de las demandas indígenas . La opinión pública sabe que no hay un solo pedido, demanda y exigencia indígena que esté fuera de la ley. Todos los planteamientos, como la garantía y seguridad de sus tierras, así como políticas de desarrollo en salud y educación, son más bien responsabilidades que el Estado ha incumplido.

Como jefe de Estado y al margen de la relación de hostilidad que él mismo ha construido con la Amazonía , el Dr. Alan García en los dos años finales de su gobierno debería Instalar una agenda amazónica para dialogar y resolver, además de los problemas políticos pendientes, los urgentes temas de inversión pública en la región. A mayo de este año, sólo se ha gastado el 20% del presupuesto público que, en un 90% como promedio, está orientado a los gastos corrientes en la Amazonía.

La Amazonía espera un mea culpa y una rectificación del Dr. García.


    Róger Rumrrill

    Róger Rumrrill

    En el ojo de la tormenta