Las orejas de George Bush

Quiero dibujar las orejas de George Bush. Son alucinantes. Las suyas terminan en filo hacia arriba -como el personaje de ciencia ficción ‘Spock’-.

Por Diario La Primera | 08 set 2008 |    

Pongan atención y quizá lo noten. Tal peculiaridad fue sutilmente diseñada por el arquitecto mayor, el mismo que hizo las rayas de los tigres y el brillo de los delfines; pretendió decirles, a las masas respetables come corn flakes de los 50 estados, que sus aurículas son el reflejo de la maldad en persona. Por ejemplo, los faunos y el macho cabrío satánico tienen esas mismas orejas, símbolo de perversión. Varios caricaturistas se han fijado en ese rasgo distintivo de Bush. Les ayuda mucho para esbozar una suerte de ‘duendecillo-mono blanco del mal’. Esos cartílagos, pabellones malévolos, tienen traducción: es la malformación del concepto ‘Libertad’. O cómo incendiar la paz mundial en el Medio Oriente y quedar desairado por encontrar sólo el cepillo dental de Bin Laden. Y éste ‘globalizó’ sus cementerios. Estados Unidos ya no es más el país libre que algún día soñó su Lincoln. Es más parecido a una escena de terror, la de comer pop corn rociado de racumín. Se acerca el 11-S: New York, con la extracción de sus dos colmillos mayores, las Torres Gemelas, de consultorio llamado George Bush. También se acercan las elecciones. Por fin, se va. Propongo consultar la sapiencia de un morfopsicólogo, ya que partiendo de las orejas de Bush, se pudo evitar la crisis actual de USA; y en este caso, que hagan un rastreo facial del cacharro de John McCain. ¡Diablos, si hasta parece el hermano mayor de Giampietri!


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe