La victoria de Estados Unidos

En el fútbol existen resultados que muchas veces no se adecúan a la lógica. Por eso se acuñó esa frase que no hay lógica en el balompié. Algo que no es necesariamente cierto. A diferencia de otros deportes, el fútbol presenta una serie de factores que determinan un resultado.

Por Diario La Primera | 25 jun 2009 |    

Estados Unidos es un país que no es apasionado por el fútbol. Pero que cuenta con mucho dinero. Y hoy es fundamental para desarrollar cualquier actividad.

En la década de los 60´ y 70´ el vóley femenino estadounidense era muy malo. Perú no tenía ningún problema en vencerlas. Hasta que el gobierno decidió invertir para desarrollarlo.

Ya en 1981, Estados Unidos era protagonista. Y si bien hasta ahora no ganó un título mundial o una medalla de Oro en Juegos Olímpicos nadie puede dudar que se trata de una potencia mundial que perdura décadas.

Eso mismo han intentado los norteamericanos en el fútbol. A diferencia del vóley, el balompié no es tan sencillo.

Han mejorado en la técnica y la condición física del jugador. Incluso exportan futbolistas. Destacan en mundiales de menores o juveniles. Y son una potencia regional.

Además, les ayuda su mentalidad. Porque si bien nunca han ganado un título mundial, los norteamericanos tienen una mentalidad fuerte (son la primera potencia del mundo) y eso hace que puedan jugar de igual a igual con Alemania o Brasil.

Los norteamericanos le han ganado a Brasil en la Copa de Oro de 1996, a Alemania en la Copa Confederaciones de 1999 y han goleado a Argentina en la Copa América de 1995. Y en todos se habló de sorpresa. Y quizás por ahora lo sea, como el triunfo ante España 2-0.

Lo que quiero decir es que aún siendo inferior a las potencia del mundo, Estados Unidos puede ganar. Porque no se siente menos. A diferencia de otras selecciones que ya entran a un campo y se asustan de ver una camiseta de Brasil o Argentina antes que empiece el partido.

Decir que Estados Unidos es superior a España sería mentira. Los hispanos tienen una gran selección. Capaz de llevarse el título el próximo año. Sólo que se encontraron a una selección que (como en 1898 cuando le ganaron la guerra) no le tuvo miedo.




    Ivlev Moscoso

    Ivlev Moscoso

    Opinión

    imoscoso@diariolaprimeraperu.com