La verdad Cruyff

Apenas tengo recuerdo del Mundial de Alemania 74. Pero una de las imágenes que tengo guardada es la actuación de Holanda ante Argentina con una lluvia torrencial. Los naranjas aplastaron 4-0 con una gran actuación de un flaquito. ése era Johan Cruyff.

| 16 abril 2008 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 466 Lecturas
466

Holanda perdió la final ante Alemania, aunque la crítica consideraba que debieron ganarla por ser el mejor equipo del torneo.

Lo que se vivió para el Mundial de Argentina ya lo pude sentir más cerca. La clasificación de Perú venciendo a Chile fue para el recuerdo. Y luego en el sorteo nos tocó Holanda, Escocia e Irán.

Sin duda muy pocos creían que derrotaríamos a Holanda. La imagen que había dejado aquella selección subcampeona del mundo fue temible. Me acuerdo que todos los días los diarios sacaban si jugaba Johan Cruyff o no.

La verdad es que entendía poco. Y creo que el mundo también. Se especuló que Cruyff no quería jugar en Argentina porque los del Río de la Plata eran unos “salvajes” a la hora de cometer una falta. Incluso por la final de la Copa Intercontinental, el Ajax se retiró al saber que la jugaría ante un rival argentino.

También leía que Cruyff estaba cansado de una campaña muy dura en Europa y necesitaba descansar. Lo cierto que es por más que su técnico y toda la afición de Holanda pedían que integre la selección naranja, Cruyff no lo hizo.

Hoy que han pasado 30 años exactamente, el holandés considerado el mejor jugador de su época habla la verdad.

Dice que fue víctima de un secuestro en su propio domicilio junto a su esposa y que hasta lo amarraron y apuntaron con una escopeta.

Cruyff estaba muy asustado. Alguien más intencionado diría que los “secuestradores” fueron argentinos, o hasta perua­nos, para que el holandés desista de ir al mundial y poder evitarlo, como finalmente sucedió.

Decir que con Cruyff, Holanda derrotaba a Perú o que los tulipanes se adueñaban de la final ante Argentina, es subjetivo. Pero de que Cruyff era un tremendo aporte para su selección no hay duda.

Holanda pudo obtener la Copa del Mundo. Seguramente hoy con los años, Cruyff seguirá soñando con esa decisión. Igual que cuando Ruud Guillt también le dijo no a su selección en 1994. En ese caso tampoco nunca se supo la verdad del alejamiento del talentoso volante. ¿Tendremos que esperar 30 para saber qué pasó en realidad?


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com