La trascendental importancia del mar

Los diferendos marítimos entre Perú - Chile, como el de Colombia con Nicaragua, han acaparado la atención y civismo de sus ciudadanos, pero también nos ha permitido reflexionar sobre la importancia del mar, y su gran potencial que aún desconocemos. El extinto presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, expresó en cierta ocasión: “El conocimiento del mar es más que una cuestión de simple curiosidad. Quizá dependa de él nuestra propia supervivencia”. El relato sobre el mar y el inicio de la vida representan la mas grande historia de la naturaleza humana.

| 15 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1379

Hace ya un tiempo que la humanidad ha empezado a comprender mejor el mar; ello a pesar que a través de la historia ha tenido una gran ascendencia en el desarrollo de nuestra existencia. El hombre ha utilizado el mar como vía comercial, fuente alimenticia, campo de batalla y, lamentablemente, hasta como vertedero.

El conocimiento del mar representa una labor científica que aún se mantiene rezagado, lo cual ha sido aprovechado por empresarios mercenarios quienes vienen depredando sus recursos pesqueros ante la desinformación mayoritaria. Frente al permanente crecimiento de la población mundial, que amenaza con exterminar los alimentos de la superficie terrestre, es mayor la necesidad de investigar el mar y divulgar sus conocimientos pues, siendo el 70% de la composición de nuestro planeta, sus producciones animales y vegetales deben ser mayores que los de la tierra. Conocer el mar, y comprobar su inmenso almacén de materias primas, tal vez permita acabar con el hombre cazador, para convertirlo en un responsable cultivador.

La agitación de las olas en el mar permite moderar las temperaturas atmosféricas, tolerando la supervivencia humana y animal; y sus aguas constituyen la promesa de regarse millones de terrenos desérticos para transformarlos en productivos, empleando sistemas de desalinización que ya existen; además, la presencia de innumerables elementos químicos y minerales, como la sal, yodo, magnesio, bromo, etc., en sus concavidades, apenas representan exiguos conocimientos, ante la inmensidad de incógnitas que aún encierran las aguas del mar. La curiosidad, decisión y audacia del hombre han logrado grandes revelaciones sobre el Sol, la Luna, Marte y otros planetas, mientras que sobre las profundidades del mar son muy escasos nuestros conocimientos.

En nuestro extraordinario mar peruano, la aglomeración de billones de microscópicos animales y vegetales, que constituyen los importantes cardúmenes de plancton, representan el punto de partida de nuestra riqueza marina, sirviendo como alimento básico de nuestra anchoveta, y la proyección del maravilloso ciclo biológico, hacia el engrandecimiento de la pesquería peruana.

Esperemos que el reconocimiento a nuestra soberanía, sobre el triángulo de miles de kilómetros de mar, nos comprometa a aprovechar sus riquezas con raciocinio, evitando su depredación y destrucción por intereses comerciales.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar

1.16970682144