La Teta Asustada golpeará más

Ya con el Oso de Oro de Berlín a cuestas, la Teta Asustada está llamada a causar una ola de reacciones en el abanico bienpensante local.

Por Diario La Primera | 16 febrero 2009 |  1.6k 
1637  

Está la cresta superficial, la de los políticos, los primeros en subirse al coche -y acá pongo el parche, soplado por un blogstar en el twitter: “si Alan está entusiasmado por la ‘pela’ de Claudia Llosa, por qué no le regalamos su versión abreviada de la CVR”-. Está su lado histórico personal; la película expone la ‘enfermedad del miedo’ de Fausta (Magaly Solier), pos guerra interna, la del terrorismo, trayendo a debate el punto de vista de los que sufrieron directamente sus consecuencias. También es una oportunidad para que las nuevas generaciones sientan lo funesto de esa realidad -dicen que el filme conmociona-. Qué dirán, saliendo de las salas de cine, de ese espejo hecho trizas que es nuestro pasado inmediato. Lo cierto es que el equipo de Llosa, es, en sí, ya un Perú chiquito, sangrante congelado. No por gusto la cineasta escogió a su artista fetiche, fuera de la capital, justamente en Ayacucho, la tierra donde se gestó el nefasto Sendero; en primer plano, Llosa es excelsa en el compromiso artístico con lo social. Ayuda a ello la búsqueda de justicia de la Solier, esa, la de los excluidos -mi futura novia es súper mujer-. La película es y será una papa caliente: ¿las autoridades la politizarán en su estreno? ¿Callará la derecha neoliberal fascistoide, esa maleteadora de organismos de derechos humanos, ONGs, las relacionadas a estas fibras sensibles que toca el filme? Sin duda, la Teta Asustada, con su osito de oro, generará adhesión o rechazo; no habrá términos medios.

Referencia
Propia



    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe

    Loading...

    Deje un comentario