La reforma en el transporte

Más de 65 mil peruanos y peruanas laboran en el sector transporte en Lima Metropolitana en jornadas de 12 a 14 horas sin ningún tipo de beneficio social que les garantice, como trabajador, acceso a salud, seguridad social, jubilación y otros derechos laborales contemplados en la legislación nacional y en los convenios internacionales de la OIT.

Por Diario La Primera | 03 ago 2012 |    

Los millones de nuevos soles que se han dejado de pagar a los choferes y cobradores por sus derechos laborales han enriquecido a un sector de empresarios, quienes de manera ilegal se han apropiado de dicho dinero que hoy forma parte de sus ganancias económicas y que habrían sido utilizadas para promover campañas o lobbies para neutralizar las acciones de las diversas autoridades que han pasado tanto por la Municipalidad de Lima, como por el gobierno nacional.

Esta precarización de las condiciones de trabajo de los transportistas ha traído como resultado el caos que afecta al sector y las pésimas condiciones en que los ciudadanos deben transportarse para desarrollar sus actividades. Estos grupos de poder económico a los cuales representan estos supuestos empresarios pretenden seguir bloqueando cualquier cambio que se exprese en el respeto a los derechos humanos y laborales de sus trabajadores, además de ejecutarse mejoras en el servicio.

Por estos motivos, saludamos la decisión de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, de emprender la reforma del servicio de transporte en la capital empezando por la formalización de los trabajadores y trabajadoras, quienes comenzarán a beneficiarse de los derechos laborales, algo que redundará en la calidad de vida de sus familias y en el incremento de ingresos al Estado por el pago de impuestos.

Asimismo, la reforma comprende el ingreso de un nuevo sector de empresarios comprometidos en respetar la legislación laboral y en el mejoramiento del servicio, obligando a quienes hoy buscan boicotear estos cambios a adecuarse a los nuevos parámetros con la finalidad de beneficiar a los ciudadanos y ciudadanas.

La CGTP y sus bases en el sector transporte realizarán las acciones necesarias para defender lo expresado en la reforma e instan a la ciudadanía a apoyarla con el fin de contar con un servicio de transporte moderno y donde se respeten los derechos de todos y todas.

Finalmente, expresamos nuestra solidaridad con el dirigente de la Federación de Agroindustria (Fentagro), Fidel Polo, despedido por la empresa Virú. Asimismo, manifestamos nuestro apoyo a la lucha de los trabajadores de Indeco y de Repsol YPF (Sindicato Unitario) quienes denuncian violación de derechos laborales y corrupción de las autoridades.


    Mario Huamán Rivera

    Mario Huamán Rivera

    Opinión

    Columnista