La recuperación del gas y la inseguridad ciudadana

El pasado fin de semana el Presidente de la República, Ollanta Humala, expresó que su gobierno cumpliría con la promesa de recuperar el Lote 88 del Gas de Camisea, demanda que enarbola la CGTP, el Foro de Soberanía Energética y diversas organizaciones, que a lo largo de los últimos años han exigido que el recurso gasífero se derive al mercado nacional con la finalidad de abaratar el costo de la energía para las familias peruanas.

| 30 marzo 2012 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 926 Lecturas
926

Cabe mencionar, conforme a las denuncias efectuadas, que nuestro país subsidia las ganancias de las empresas que comercializan dicho recurso, debido a que mientras los precios son elevados para los peruanos, dueños del gas, los mexicanos pagan sumas irrisorias beneficiándose injustamente con la explotación y lo mismo ocurriría con otros países, gracias a los contratos antinacionales que suscribieron gobiernos anteriores con la influencia nefasta de cuestionados funcionarios públicos, como el controvertido Pedro Pablo Kuczynski.

Si bien las palabras del mandatario implican el cumplimiento de un ofrecimiento electoral, aspecto que saludamos, es necesario conocer los detalles de la negociación y los beneficios concretos que derivarán de la recuperación del Lote 88 y evitar falsas expectativas, teniendo en cuenta que las presiones empresariales se han convertido en gobiernos anteriores, en políticas de Estado para defender sus intereses.

Sin embargo, es saludable que el Presidente no haya dejado de lado esta demanda nacional y hoy la lidere, asumiendo también la responsabilidad de enfrentar a la derecha política, económica y mediática que pretenderá minimizar este anuncio y buscará la manera de evitar el impacto que traerá a la población la referida medida, usando la desinformación y hasta la mentira para lograr sus propósitos.

La CGTP y sus bases junto a las demás organizaciones sociales seguiremos en la lucha por lograr que se masifique el Gas de Camisea y para exigir que las transnacionales no decidan sobre nuestros recursos energéticos y obtengan ganancias a través de la precarización y el encarecimiento del costo de vida de las familias, como viene ocurriendo en la actualidad.

Asimismo, también esperamos que el Presidente cumpla con su promesa electoral de liderar la lucha contra la violencia y la inseguridad ciudadana. El incremento de asesinatos, extorsiones, robos, asaltos, pandillajes, secuestros, violaciones, entre otros males que afectan a la población es un claro indicio de que las mafias se vienen adueñando de las calles aprovechando la corrupción que existe en ciertos sectores del Estado.

Por este motivo, la Federación de Construcción Civil (FTCCP) y la CGTP han convocado a una movilización a nivel nacional el 11 de abril para demandar a las autoridades resultados frente a la delincuencia, debido a que la violencia en las obras se ha incrementado. La marcha congregará a más de 100 mil obreros del andamio, quienes a su vez saldrán en defensa de la Negociación Colectiva por Rama, entregar su Pliego de Reclamos y para demandar que se afirme en el país la soberanía energética y alimentaria.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista