La potencia de la autenticidad

Avance arrollador con paso de vencedora, Susana Villarán empieza a asomar como posible alcaldesa limeña a partir del 2011.

Por Diario La Primera | 17 set 2010 |    

Hoy lectores voy a ensayar una interpretación de lo que viene sucediendo y lo deseo compartir con ustedes. Al margen de la consideración técnica que significa interpretar los sondeos de opinión que, definitivamente, cuando se realizan con honestidad, si constituye un indicativo válido y referente de lo que pudiera ocurrir, aunque faltan aún 18 días que serán, a mi modesto entender, dirimentes para terminar de definir esta contienda. Pero mi ensayo va por otro camino, el de las percepciones, de repente algo más emocional e intuitivo, Susana ha puesto en práctica algo que creo que marcará un hito en el Perú en las contiendas electorales, muy poco dinero en propaganda, mucha autenticidad en su mensaje, se siente, se percibe, se huele, amén de una simpatía natural que forma parte de sus activos personales, de esos que vienen en la mochila al nacer y creo que es así, desde que caminó por primera vez, no la conocí en esos tiempos, pero intuyo que siempre fue muy parecida, respetando la metamorfosis de la vida y sus diferentes etapas de desarrollo Y madurez. Susana creo que es así, tal y como se manifiesta y así los limeños han empezado a sentirla, independientemente de su línea o trazo político o visión del mundo y de la vida, a la gran mayoría de ciudadanos limeños no los sometamos a este tipo de disquisiciones, no están para esos trotes, no nos olvidemos que por casi tres décadas, el debate político profundo y filosófico prácticamente desapareció de los medios de comunicación de todo tipo, de las aulas universitarias e incluso del congreso de la República que hoy es habitado por curules poco doctas y más bien casi iletradas, salvo honrosas excepciones. Entonces las percepciones empiezan a tomar sentido en esta contienda y es precisamente, Susana Villarán la que expresa esa sensación de mujer honesta, sincera……. así soy yo, tal y como hablo, así vivo y así siento, y así pienso……. me parece escucharla decirlo y muy cerca a mí siento un susurro al oído que deben ser sus MUSAS certificando mi apreciación. Hasta mañana.

    Federico Battifora