La política fiscal de “nuestro gobierno”

Semanas atrás se presentaron los ministros en el Congreso de la República. Confieso que la presentación me gustó, ha sido clara y directa. Sus números suenan bastante bien, un crecimiento del 6% anual del PBI a lo largo de los 5 años, tres mil millones anuales de un nuevo gravamen para las mineras, el lote 88 de Camisea para el mercado interno, metas en desnutrición para los cinco años, escolarización universal para los niños antes de la primaria y resultados concretos en las pruebas de comprensión lectora en los niños de segundo grado.

| 06 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.6k Lecturas
1607

El horizonte se dibuja con buena pinta, el tema ahora es aterrizarlo y traerlo al presente cotidiano. No es una tarea sencilla, se requiere poner los instrumentos en la orientación adecuada, no solo por asegurar la continuidad (sobre idolatrada en el mundo empresarial), si no para asegurar la ruta hacia una transformación de las estructuras.

En esta línea nuestra política fiscal, la que tiene que ver con el gasto público y la gestión de los ingresos, anda tibia y dubitativa. El MEF ha presentado su política para los próximos años, sobre la base del escenario esperado de la economía internacional y sus expectativas en los precios internacionales de las materias primas. El documento (el Marco Macroeconómico Multianual Revisado 2012-2014) sustenta el crecimiento del 6%, asumiendo tres supuestos: a) la economía mundial no sufre una recaída; b) los países emergentes mantienen su crecimiento y la demanda extraordinaria de materias primas como los últimos años; c) grandes proyectos de inversión, especialmente asociados a industrias extractivas, que se concretan en el territorio nacional los próximos años.

En conclusión. Lo mejor será escribir unas cuantas cartas a Santa Rosa de Lima en su día. Nos faltan ideas para aterrizar nuestros deseos para el futuro, somos conservadores en nuestra política fiscal y nos quedamos paralizados cuando se amenaza nuestra estabilidad. Pero el gobierno está empezando, siempre es bueno otorgar el derecho y la verdad es que en menos de un mes es complicado tener nuevo rumbo. Lo que no niega nuestras altas expectativas, seguiremos esperando la gran transformación.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


...