La acción peruana ante la Corte de La Haya

La Corte Internacional de Justicia de La Haya (Holanda), fue creada en 1945 por la ONU (Organización de las Naciones Unidas), e inició sus labores en 1946, y desde su sede en el Palacio de la Paz de La Haya, está encargada de resolver las discusiones y polémicas jurídicas entre Estados. Integrada por 15 jueces de diferentes nacionalidades, que son elegidos para periodos de nueve años, actualmente tiene como su presidente al eslovaco Peter Tomka. Ante esta Corte, que tradicionalmente ha reivindicado los principios de equidad, apelando a decisiones jurídicas inapelables, el Perú y Chile expresarán sus alegatos, los próximos lunes 03 y viernes 14 de diciembre en sendas audiencias públicas.

| 01 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1039

Es claro que la delimitación de zonas fronterizas deben ser aceptadas y aprobadas por las partes interesadas, ante lo cual Chile no puede validarlas unilateralmente como pretende, esgrimiendo la Declaración de Santiago de 1952, que se refería a la decisión de Perú, Chile y Ecuador, de declarar la soberanía sobre las 200 millas marinas desde sus costas, cuando estas apenas comprendían las primeras 3 millas. La ocupación de facto por Chile de un triángulo de la zona marítima peruana, no genera derechos ni títulos jurídicos, como lo ha determinado la Corte de La Haya recientemente, en otro caso sobre límites marítimos, constituyendo una acción unilateral e indebida del país sureño.

Luego de infructuosos intentos, en 1986 nuestro entonces embajador peruano en Chile, Juan Miguel Bákula, mediante memorándum diplomático, planteó a nuestros vecinos del sur iniciar conversaciones sobre nuestros límites marítimos, recibiendo como respuesta que el tema estaba estudiándose, para, recién en el 2004, comunicársele al Perú que no había nada que discutir. Ante la evidente intención de Chile de eludir el tema limítrofe, el Perú se ha visto obligado a tomar la decisión de acudir a los Tribunales Internacionales, en procura de una solución justa y pacífica.

Las discrepancias del diferendo marítimo, se cimentan en la carencia de un acuerdo limítrofe marítimo, proponiéndose la conveniente línea equidistante, que debe trazarse desde el Punto Concordia, lugar culminante de la frontera terrestre peruano-chilena, según el Tratado de Lima de 1929. El reciente fallo del 19.11.2012 de la Corte de La Haya, sobre el litigio entre Colombia y Nicaragua, por la soberanía del Archipiélago San Andrés, está obligando al país cafetero a ceder miles de kilómetros cuadrados de mar territorial, que mantenía bajo su dominio, consolidando conceptos sobre equidistancia, equidad y proporcionalidad. Estos recientes acontecimientos acrecientan la preocupación de las autoridades chilenas, empezando por el propio presidente, Sebastián Piñera, aunque aseguró el respeto y acatamiento a las decisiones de la Corte Internacional de La Haya.

La serenidad y confianza peruana, expresan el respeto al derecho internacional, pretendiendo la paz permanente y el desarrollo de nuestros países en forma definitiva.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar