La participación efectiva y el proceso de reglamentación de la Ley Forestal

De manera creciente, la sociedad civil demanda mayor participación, inclusión, transparencia y consulta en las decisiones que toma el Estado sobre el uso de los recursos naturales, en especial en los bosques, donde la presencia del Estado y el acceso a la información son limitados. La gestión de los bosques cobra gran importancia no solo por las repercusiones locales que genera un mal uso del bosque, sino por las consecuencias globales en un escenario de cambio climático.

| 29 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 2.1k Lecturas
2123

Actualmente, el país se encuentra en un proceso de reformas en la legislación forestal. Diferentes actores han planteado observaciones al proceso y al texto de la nueva Ley Forestal y de Fauna Silvestre, por lo que es importante identificar, de manera participativa, cuáles de estas observaciones podrán ser resueltas en el reglamento y aquellas que no. Asimismo, es importante que este proceso incorpore las lecciones aprendidas del proceso de formulación de dicha ley.

Por ello, consideramos que los mayores esfuerzos de este proceso de reglamentación deben estar orientados a buscar la participación efectiva de los actores regionales, locales y de los pueblos indígenas. Aquí algunas sugerencias al proceso:

• Asegurar la mayor participación posible brindando los espacios y momentos adecuados. Deben propiciarse espacios diferentes para las etapas de información, de discusión y formulación de propuestas, y de consenso de propuestas, incluso en las intervenciones regionales. Sabemos que para lograrlo es necesario apoyo logístico, el cual puede ser brindado por organizaciones civiles con presencia en la zona.

• El texto de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre es extenso y usa un lenguaje técnico, por lo tanto es imprescindible desarrollar mecanismos y documentos con un lenguaje sencillo y comprensible para todos los participantes, principalmente para los pueblos indígenas.

• La gestión de los aportes es otro aspecto importante a tener en cuenta para generar confianza en el proceso. Por ello, es necesario que las personas, instituciones y organizaciones que brindaron aportes puedan identificar y conocer el resultado final de éstos, es decir, si fueron considerados o no, de qué forma y por qué, y si no fueron considerados cuál fue la razón. Para lograrlo, es necesario que la autoridad registre y codifique todos los aportes, para gestionarlos en forma sencilla y ordenada. Una gestión a través de matrices sería lo adecuado.

El Estado anunció este 25 de mayo que trabajará en la Política e Institucionalidad Forestal así como en la Reglamentación de la Ley Forestal, y que desarrollará un proceso participativo, descentralizado, inclusivo, transparente y de respeto de los derechos principalmente de los pueblos indígenas. Por el bien de nuestro país y sus bosques que tales anuncios sean realidad.

Loading...


En este artículo: | | | |


...

Javier Martinez Ocaña

AMAZONÍA Y BUEN GOBIERNO